“Alito”, Astudillo, Mario y el PRI

Por: Efraín Flores Iglesias

La visita de Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, el controvertido dirigente nacional del PRI y férreo crítico de la 4T, a Guerrero… y el cumpleaños del ex gobernador Héctor Astudillo Flores, unió al priismo local.
Todos estaban sentados en primera fila en el auditorio del Comité Directivo Estatal (CDE) para atestiguar la toma de protesta de Alejandro Bravo Abarca y Pilar Vadillo Ruiz como presidente y secretaria general del PRI en la entidad, respectivamente.
Y cuando digo todos, me refiero, desde luego, a los jerarcas del tricolor. Sí, a las cabezas de grupos políticos.
El evento estaba programado a las 11:00 horas. Pero inició una hora después, justo cuando arribó a las instalaciones del nonagenario instituto político que gobernó al país durante 77 años, “Alito” Moreno, a quien varios ex dirigentes priistas exigen su renuncia al cargo por los pésimos resultados del pasado 5 de junio, en el que el PRI perdió por amplio margen las gubernaturas de Oaxaca e Hidalgo ante Morena y sus aliados del PT y el PVEM.
Uno de los últimos en subir al templete fue el ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, quien llegó acompañado del ex diputado y ex senador de la República, Héctor Vicario Castrejón, su alumno más avanzado.
El ex candidato a la gubernatura en el pasado proceso electoral, Mario Moreno Arcos, fue muy ovacionado por la militancia priista, ya que su presencia en el evento dejó en claro que no se va del PRI, al menos en el corto plazo. De hecho, el delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), José Antonio Marco Olvera Acevedo, durante su discurso destacó que Mario Moreno es y seguirá siendo “factor de unidad” para el priismo guerrerense.
Sin ocupar ningún cargo de elección popular o partidista en este momento, Mario Moreno sigue siendo un importante personaje del tricolor. Y este domingo quedó demostrado. Miles de asistentes le aplaudieron por su liderazgo y madurez política.
“Alito” Moreno le reconoció el gran esfuerzo que realizó al abanderar al PRI y al PRD en la elección del año pasado.
“El PRI salió con valentía a las calles y estuvimos encabezados por un gran priista, un gran hermano de todos nosotros; uno que viene de abajo, de la cultura del esfuerzo, de estar con la gente, de conocer el territorio, y de que con dignidad y firmeza enarboló el proyecto de nuestro partido (el PRI) y de nuestra coalición, y trabajamos para servirle bien a los guerrerenses. Ese guerrerense hoy está aquí comprometido y con su partido y reconocido por el Comité Nacional por el gran trabajo de Mario Moreno Arcos, nuestro candidato y por un político priista convencido y comprometido”, dijo.
Las porras y aplausos no se hicieron esperar de los que estaban congregados en el auditorio del CDE, que durante trece meses se mantuvo cerrado.
Mario Moreno no se ha ido del PRI. Sigue siendo priista a pesar de que algunos personajes del tricolor le han cerrado las puertas o han simulado apoyarlo.
El mensaje de este domingo fue de unidad y de que el tricolor sigue vigente en el escenario político guerrerense.
La visita de Alito, más que venir a una toma de protesta de los nuevos integrantes del CDE del PRI, fue acompañar a su amigo el ex gobernador Héctor Antonio Astudillo Flores, a quien desde el pasado jueves le han festejado sus 64 años de vida, aunque su cumpleaños fue este 3 de julio. Y, para reconocerle a Mario Moreno su trabajo político y por haber dado la pelea en el pasado proceso electoral.
Lo cierto es que el PRI tiene un gran reto para levantarse de las últimas derrotas electorales.
Veremos qué pasa en los próximos meses con su nueva dirigencia estatal.
Comentarios:
E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com
Twitter: @efiglesias

Comparte en:

Versión impresa