Rogelio Agustín
Chilpancingo, Gro. El coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón, sostuvo que a casi un año de instalada la 63 Legislatura local, la estructura organizativa se encuentra completamente desmantelada y su presupuesto se maneja de manera unilateral, lo que genera un severo problema de ilegalidad.


Apreza Patrón recordó que el próximo primero de septiembre, la 63 Legislatura iniciará su segundo año de ejercicio constitucional, lo que debe propiciar una reflexión muy profunda de como se ha funcionado hasta el momento.


“El Congreso no es una empresa, las decisiones no se deben tomar de manera unilateral, si no de forma colegiada, cosa que estamos muy lejos de hacer”, señaló el representante popular.


Por la forma en que se han manejado las cosas hasta el momento, indicó que el Congreso de Guerrero, avanza de manera indiscutible en la constante ruptura de la ley.


El hecho de que las decisiones se tomen de forma unilateral, por parte del actual coordinador de Morena y presidente de la Jucopo, Alfredo Sánchez Esquivel, provoca que de manera recurrente se vulnere la Constitución Política del Estado.


En caso de que no se rectifique el camino, advirtió que la sociedad tarde o temprano habrá de castigar a sus representantes populares.


Indicó que el presupuesto del Congreso no debe ser utilizado para impulsar proyectos políticos personales.


“Todos los tenemos, pero no debemos utilizar las estructuras del Poder Legislativo para un proyecto político personal, eso es lo que realmente me parece muy grave”, anotó.


Desde que se instaló la presente Legislatura, manifestó que la organización interna del Congreso se encuentra desbaratada, a partir de que no hay titulares en las áreas administrativas, solamente se trabaja con encargados de despacho.


Si el caso del Congreso se aplicara al deporte, sería equivalente a tener un equipo profesional sin capitan ni director técnico, en el que cada quien hace lo que quiere y puede.


El asunto ya se ha planteado al seno de la Jucopo, pero hasta el momento la fracción más numerosa ha mostrado resistencia.


PRESUPUESTO A MANOS LIBRES
“Esa es una de las cuestiones más preocupantes”, advirtió.
Lo más grave, de acuerdo con el ex alcalde de Olinalá, “es que las decisiones sobre el uso del presupuesto han sido completamente unilaterales”.


Explicó que el presupuesto se aprueba justo en el momento en que se aprueba también el del Gobierno de Guerrero, durante el mes de diciembre.


Sin embargo, el Pleno tiene que aprobar el destino que tendrá cada una de las partidas que integran el monto global de su recurso asignado.


A ocho meses de iniciado el ejercicio fiscal, el Pleno no ha aprobado la forma en que se ejerce el recurso asignado al Poder Legislativo, por lo que se ha estado manejando prácticamente “a voluntad de una o dos personas”.


¿Y nosotros pretendemos ser fiscalizadores? Cuestiona el representante popular, cuando los diputados no tienen un control del recurso que se le asigna.


Hasta el momento, dijo que no se tiene información respecto a los criterios para asignar las compras de los insumos que permiten el funcionamiento, cuanto se paga en servicios de los 46 diputados, cuanto se destina para el mantenimiento del recinto oficial ni cuanto se ha gastado en la contratación de personal extraordinario, entre otras cosas.


La opacidad que prevalece, ha provocado situaciones que actualmente tienen un alto impacto mediático, señala el coordinador del PRI.


“Por ejemplo; se tumbó la biblioteca Siervo de la Nación sin consultarlo, a manera de justificación se dijo que tenia fallas estructurales, pero lo extraño es que el otro edificio que está enfrente no tiene fallas, cuando fue construido por las mismas personas en el mismo tiempo”.


Continúa: “Se compró un vidrio blindado que debió costar muchos millones de pesos y no sabemos cuánto se gastó, ni quien se adjudicó la venta”.


Lo más reciente es el gasto de 9 millones de pesos utilizados para comprar 30 mil despensas, además de tinacos, pintura, láminas galvanizadas y hasta zapatos para distribuirlos entre personas de escasos recursos.


Por esa razón, dijo que los once diputados del PRI entregaron un oficio al diputado Alfredo Sánchez Esquivel, presidente de la Jucopo, para solicitar información sobre el presupuesto que maneja el Congreso, lo que no ha recibido respuesta.


No hay hasta el momento, un acta en la que se justifique la compra de las despensas y apoyos para familias de escasos recursos.


Hay legisladores que ante la opacidad decidieron no aceptar los apoyos.


“En lo general existe un manejo unilateral del presupuesto, la coordinación no es adecuada en la Junta de Coordinación Política, los encargados de despacho obedecen solamente al presidente de la Jucopo, es necesario recuperar el diálogo interno y rectificar el camino”, advirtió.

Comparte en:

Versión impresa