Servicios AINI
Santa Catarina, Brasil. Javier Milei, en su primera visita a Brasil como presidente de Argentina, atacó al socialismo por recortar las libertades y crear corrupción en un discurso el domingo ante un mitin conservador liderado por el expresidente brasileño de extrema derecha Jair Bolsonaro.


Leyendo de un discurso preparado en el evento CPAC Brasil 2024, Milei no hizo ninguna mención al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, incluso mientras los partidarios de Bolsonaro coreaban insultos sobre el líder izquierdista y pedían que fuera encarcelado.


Milei se saltó la cumbre presidencial del bloque comercial Mercosur en Paraguay el lunes, donde debía reunirse con Lula, líder del principal socio comercial de Argentina. En su lugar, decidió asistir al mitin de su aliado de derechas Bolsonaro.


Milei tensó las relaciones con el gobierno brasileño al llamar a Lula «corrupto» y «comunista» en una publicación en X esta semana pasada, el más reciente de una serie de insultos. En el pasado, Lula exigió disculpas a Milei.


Tras el discurso, la multitud aclamó a Bolsonaro, diciendo que querían que volviera al poder, a pesar de que se le ha prohibido presentarse a cargos de elección popular hasta 2030 por ataques a la democracia, y está siendo investigado por otros presuntos delitos durante su mandato de cuatro años.


El CPAC Brasil tiene como objetivo apoyar a los candidatos del partido de Bolsonaro en las elecciones municipales de este año y proyectar su influencia de cara a las presidenciales de 2026.

El evento, anunciado como el primer gran mitin de la oposición para las elecciones municipales de octubre, también ha servido para unir a los líderes de la derecha en las Américas.

El excandidato presidencial chileno José Antonio Kast intervino en el mitin, al igual que el exministro boliviano Branko Marinkovic, presentado como posible candidato a las elecciones presidenciales del próximo año en Bolivia.

Políticos de derechas de Portugal y El Salvador también intervinieron durante el acto.

Bolsonaro, que habló el sábado, dijo que la derecha está ganando terreno a nivel internacional, en Italia y Francia, y agregó que esperaba que el expresidente estadounidense Donald Trump vuelva a la Casa Blanca este año.

Comparte en: