Servicios AINI
Estados Unidos. Un tornado arrasó con el poblado de Perryton, en el norte de Texas, dejando tres muertos, decenas de heridos y daños generalizados, mientras una nueva tormenta se abre paso por el sur de Estados Unidos.


El Servicio Meteorológico de Estados Unidos en Amarillo, Texas, confirmó que un tornado golpeó la zona la tarde del jueves. Pero no hubo reportes inmediatos sobre su tamaño o la velocidad de sus vientos, dijo el meteorólogo Luigi Meccariello. “Aún se reportan rescates en marcha”, añadió.


El jefe de bomberos de Perryton, Paul Dutcher, dijo a la prensa que tres personas murieron durante la tormenta.


Señaló que por lo menos una persona murió en un parque para casas rodantes que recibió un “impacto directo” de un tornado. Dutcher añadió que al menos 30 vehículos resultaron dañados o destruidos. A las 6 de la tarde, los bomberos seguían rescatando a personas de los escombros.


Personal de emergencia de zonas vecinas y de Oklahoma se presentó al poblado, en el que residen más de 8 mil personas y se ubica unos 185 kilómetros al noreste de Amarillo y apenas al sur de los límites con Oklahoma.


Brian Emfinger, quien persigue este tipo de tormentas, dijo a Fox Weather que vio el tornado arrasar con el parque de casas rodantes, destruyendo vehículos y arrancando los árboles de raíz.


Casi 50 mil clientes quedaron sin luz en Texas y Oklahoma, según el sitio web poweroutage.us.

Comparte en: