Un grupo armado robó una camioneta con pollos en la carretera federal México-Acapulco, cerca del poblado de Petaquillas, municipio de Chilpancingo, donde continúa el desabasto y altos precios de ese producto que forma parte de la canasta básica.

De acuerdo con fuentes de la Guardia Nacional, el conductor de la camioneta acudió a las instalaciones de dicha corporación en la capital de Guerrero para denunciar el robo.

Según el transportista, hombres armados lo bajaron de un vehículo Super Duty de 3. 5 toneladas, cargado con pollos vivos que serían entregados a un distribuidor de Chilpancingo y se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

También informó que acudiría ante la Fiscalía de Guerrero para denunciar el robo, debido a que las pérdidas ascienden a más de 200 mil pesos.

Apenas el pasado 11 de junio, hombres armados irrumpieron en una granja ubicada sobre la carretera federal México-Acapulco, a 700 metros de Petaquillas, y asesinaron a ocho personas, entre ellos una niña de 12 años.

Tras los crímenes, comerciantes del Mercado Central de Chilpancingo suspendieron la venta de pollo durante tres días y aunque las actividades ya se reactivaron con la presencia policiaca en ese lugar, los precios de los pocos pollos que se logran comerciar continúan arriba de 230 pesos.

La Guardia Nacional mantiene un filtro de revisión en la carretera federal México-Acapulco, frente a las instalaciones de esa corporación, junto con el Ejército y la Policía del Estado; mientras que el vicefiscal de Investigación, Ramón Celaya Gamboa, afirmó este viernes que los asesinatos de los comerciantes no quedarán impunes.

Con información de Latinus.

Comparte en:

Versión impresa