Por: Rogelio Agustín


Chilpancingo, Gro., Junio 29.- La alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernandez Martínez, consideró que de manera evidente, hace falta más apoyo por parte del estado y la Federación ante el repunte de la violencia, que en menos de tres días ha provocado la quema de seis vehículos en las carreteras aledañas a la capital de Guerrero.

La jefa de Cabildo recordó que Chilpancingo solo cuenta con 100 policías divididos en dos turnos, que tienen una clara limitante para brindar seguridad a los habitantes de la ciudad.

La titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Martha Isela Vázquez Adame, sostuvo que es necesaria una nueva estrategia de seguridad.

El martes, la primer edil capitalina fue cuestionada sobre los hechos violentos ocurridos en la carretera que conecta al municipio de Chilpancingo con el de Tixtla, en los que fueron incinerados cuatro vehículos.

Antes, la madrugada del sábado, dos camiones de carga fueron incendiados en la Curva de la Virgen, sobre la carretera México-Acapulco, en el tramo Petaquillas-Mazatlán.

Ante dicho cuestionamiento, reiteró que la obligación del municipio es la prevención social, además de que se cuenta con una limitante en la fuerzas municipales de la policía, teniendo solo 100 elementos divididos en dos turnos, los que resultan insuficientes para la cantidad de ciudadanos que tiene Chilpancingo.

Por eso es que solicitaron el refuerzo al gobierno del estado, mismo que aseguró la alcaldesa Hernández Martínez, es manejado por la Mesa de Construcción de Paz en el estado, que se encarga de delitos mayores.

La secretaria de Seguridad Pública, Martha Isela Vázquez explicó que en la capital existen 12 bases de operaciones del Ejército Mexicano, más el apoyo de patrullajes de elementos de la Marina que se encargan de dar vigilar puntos que se consideran como críticos.

A pesar de ello, Vázquez Adame refirió que resultan insuficientes, pues también tienen que atender las siete regiones del estado.

Comparte en:

Versión impresa