IRZA
Acapulco., Gro. Aproximadamente 500 maestros de la CETEG se movilizaron por la avenida costera Miguel Alemán, en exigencia de basificación de mil 200 compañeros de contrato y el ingreso de otros tres mil trabajadores que están fuera del FONE, entre otras demandas.


Marcharon de las instalaciones del ex Ineban hasta la oficina de Finanzas del gobierno estatal.
Les reclamaron a los gobiernos federal y estatal que no han resuelto sus demandas para hacer justicia laboral al magisterio disidente.


Debido a eso, los cetegistas de este municipio y de Costa Grande anunciaron para los días próximos una jornada de lucha para exigir justicia laboral.


Se movilizaron hacia la Base Naval, lo que ocasionó un severo congestionamiento vehicular, y obligó a elementos de la Policía Vial a realizar cortes a la circulación para agilizar la circulación vehicular.


En la sede de la recaudación de la Secretaría de Administración y Finanzas del estado, en el fraccionamiento Costa Azul, realizaron un mitin. El docente y representante de Costa Grande, Manuel Salvador Rosas Zúñiga, dijo que a pesar de la advertencia de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, de no permitir más bloqueos, el magisterio disidente saldrá a las calles para seguirse manifestando y defender los derechos de sus representados, hasta las últimas consecuencias.


Informaron que al martes próximo acudirá una comisión de las tres regiones educativas, Costa Grande, Acapulco y Zona Norte, a entregar formalmente la solicitud de audiencia en la Unidad del Sistema para las Carreras de las Maestras y Maestros, y el jueves 14 se reunirán con el secretario de Educación Guerrero, Marcial Rodríguez Saldaña, al mediodía.


Luego, advirtieron que no presentarán su declaración patrimonial como lo establece la Constitución, y como lo solicitó el contralor Eduardo Loría Casanova, porque señalaron que son asalariados del gobierno y no manejan recursos públicos.

Comparte en:

Versión impresa