Servicios AINI
Rabat, Marruecos. El atacante senegalés Sadio Mané, nuevo jugador del Bayern de Múnich, fue designado mejor jugador africano del año 2022 en la ceremonia de los premios de la Confederación Africana de Futbol (CAF), este jueves en Rabat.


Mané, de 30 años, ya había logrado este galardón en 2019, cuando jugaba en el Liverpool. El premio no fue concedido en 2020 y 2021 debido a la pandemia del covid-19.


Se recompensa así su contribución al título de Senegal en la Copa de África de Naciones (CAN), en febrero de este año. Fue el autor del penal decisivo de la final ante Egipto.


Traspasado recientemente del Liverpool al Bayern, Mané estaba presente en la ceremonia, un día después de un amistoso ganado 6 a 2 por su nuevo equipo en Washington ante el DC United, en el él marcó un tanto de penal.


“Es un honor y estoy feliz por ganar este premio de nuevo”, celebró Mané.


“Gracias a mis entrenadores, a mis compañeros de club y de la selección nacional y a los amigos que me han apoyado en los momentos difíciles”, apuntó.


En la lucha por el premio, Sané superó a su ex compañero egipcio del Liverpool Mohamed Salah y al arquero senegalés Edouard Mendy (Chelsea).


Sadio Mané inició su carrera profesional en Metz (Francia), antes de unirse sucesivamente al RB Salzburgo, el Southampton, el Liverpool y el Bayern Múnich.


El seleccionador de Senegal, Aliou Cissé, fue el ganador del premio a mejor entrenador.


La nigeriana Asisat Oshoala, del FC Barcelona, se llevó por quinta vez el premio a la mejor jugadora africana del año.

Comparte en:

Versión impresa