Servicios AINI
Budapest, Hungría. La australiana Mollie O’Callaghan, de 18 años, se convirtió este jueves en los Mundiales de natación de Budapest en la reina más joven de los 100 metros nado libre femeninos en más de 30 años.


O’Callaghan conquistó su segundo título en Hungría después de la prueba de relevos 4×100 metros el sábado. Se trata pues de su primer título mundial individual.


A sus 18 años y 82 días, es la más joven ganadora de los 100 metros nado libre en un campeonato del mundo desde 1991, con el título de la estadounidense Nicole Haislett, quien contaba entonces con 18 años y 22 días.


La nadadora australiana, gracias a su crono de 52 segundos 67 centésimas, superó a la plusmasquista mundial sueca Sarah Sjostrom (52.80) y a la estadounidense Torri Huske, campeona en los 100 metros mariposa el pasado domingo.

Comparte en:

Versión impresa