Servicios AINI
Diha, Qatar. Los estadios del Mundial de Qatar estarán libres de alcohol y la venta de cerveza fuera de los recintos sólo se permitirá antes y después de algunos partidos.

El Mundial de este año es la primera que se celebra en un país musulmán con estrictos controles sobre el alcohol, lo que supone un reto único para los organizadores de un evento que suele asociarse con los aficionados a la cerveza y que está patrocinado por marcas cerveceras mundiales.

“En los estadios, los planes aún se están ultimando, pero la discusión actual es permitir a los aficionados tomar cerveza a la llegada y a la salida del estadio, pero no se servirá cerveza durante el partido, ni dentro del entorno del estadio”, dijo una fuente.

FILE PHOTO: Soccer Football – World Cup – Final – France v Croatia – Moscow, Russia – July 15, 2018 A replica of the World Cup trophy is pictured among glasses of beer at a restaurant where supporters of team Croatia gathered before the match in the city centre. REUTERS/Gleb Garanich/File Photo

Un documento fechado el 2 de junio da la primera idea de cómo los organizadores planean manejar las demandas de unos 1.2 millones de aficionados al futbol, muchos de los cuales están acostumbrados a beber cerveza sin límites en los días de partido.

La relación del futbol con el alcohol ha sido durante mucho tiempo complicada. En el periodo previo a la Copa del Mundo de 2014, Brasil levantó la prohibición de consumir alcohol en los estadios, tras la presión del organismo rector, la FIFA.

Desde que el país árabe del Golfo obtuvo los derechos de organización en 2010, ha habido un interrogante sobre el alcohol en el torneo de este año. Aunque no es un estado “seco” como su vecina Arabia Saudita, el consumo de alcohol en lugares públicos es ilegal en Qatar.

Comparte en:

Versión impresa