Servicios AINI
Brighton, Inglaterra. Inglaterra encajó este lunes la mayor goleada en la historia de las Eurocopas. Ya sea varonil o femenil. Se llevó por delante, en Brighton, a una Noruega terrible en defensa a la que apabulló con un histórico 8-0 comandado por el triplete de Beth Mead.


Nunca en las Eurocopas un equipo había mostrado tanta superioridad en el marcador como hizo el combinado de Sarina Wiegman con la doble campeona de Europa. La selección capitaneada por Ada Hegerberg quedó reducida a cenizas en unos espectaculares 45 minutos de Inglaterra, en los que Beth Mead marcó un doblete y Ellen White se reencontró con el gol. Lauren Kemp y Georgia Stanway también convirtieron.


Inglaterra es la primera selección que asegura su pase a Cuartos de Final y, además, complica el de Noruega, que tendrá que vencer a Austria en la próxima jornada para no quedarse fuera de los ocho mejores de la competición.

Por primera vez en la historia de la Eurocopa, un equipo marcó seis goles en la primera parte. La fiesta en el Amex Stadium comenzó muy pronto, a los 10 minutos, cuando Maria Thorisdottir derribó a Ellen White dentro del área. Un penalti dudoso, pero para el que no intervino el VAR y que Georgia Stanway mandó a las redes con mucha confianza.


Inglaterra tenía el inicio deseado, pero para nada anticipó lo que vendría después; un torrente de goles que noqueó a las noruegas. Beth Mead fue la primera en destaparse, con un recorte en línea de fondo y pase de la muerte que remató Lauren Hemp en la línea de gol. Tras la revisión del gol, por fuera de juego, el VAR confirmó el 2-0 y los goles no dejaron de caer.


Cerca de la media hora, Ellen White aprovechó un error de la defensa noruega y definió en un mano a mano. Cinco minutos después, Mead, que había fallado un mano a mano minutos antes, remató de cabeza el 3-0 a centro de Hemp.


Mead estaba desatada y lo confirmó con el tanto más bonito de la noche. Recibió dentro del área, condujo hacia el interior, dejó atrás a una defensa y la cruzó ante Pettersen.


El resultado ya era escandaloso, pero lo redondeó White, al empujar un gran envío de Stanway.
La grada hacia olas, las noruegas buscaban parar la masacre y jugadoras como White no cabían en sí de la alegría. Wiegman calmó la situación, consciente de que esto solo es el segundo partido del torneo, y apenas se levantó para dar alguna instrucción.


El ritmo de goles, como es lógico, decayó, con una Inglaterra que se dedicó a pasear la pelota de un lado a otro y esperar hasta que la cuenta, por su propio peso, siguiera aumentando.


Con el paso de los minutos, Alessia Russo hizo el 7-0 y Mead, que lo había rozado ya, completó su ‘’triplete’, al aprovechar un rechace de Pettersen, y puso el histórico 8-0 en el marcador.

Inglaterra es la primera selección que asegura su pase a Cuartos de Final y, además, complica el de Noruega, que tendrá que vencer a Austria en la próxima jornada para no quedarse fuera de los ocho mejores de la competición.

Comparte en:

Versión impresa