Por: Leoncio Castrejón Salgado

Al iniciar esta semana, la Secretaría de Educación Pública (SEP), por medio del Dr. Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior, y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de su directora general Dra. María Elena Álvarez-Buylla Roces, anunciaron las nuevas bases para el registro de los programas inscritos en el Sistema Nacional de Posgrados (SNP).

Bajo este nuevo mecanismo, se establece que serán las universidades, las Instituciones de Educación Superior (IES) y los Centros Públicos de Investigación quienes asuman la calidad de sus programas y aseguren su excelencia académica. Tradicionalmente, esta función había sido ejercida por el Conacyt, a través del recién extinto Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

En la sesión informativa, se anunció que la validez de los Programas de Posgrado Nacionales estará en manos de la SEP, en la Subsecretaría de Educación Superior, a través de la Dirección General de Profesiones. Que los programas validados por la SEP podrán registrarse en la plataforma única del Sistema Nacional de Posgrados (SNP), habilitada por el Conacyt, la cual posibilita que estudiantes de posgrado de las instituciones registradas soliciten una beca de manera directa y sin intermediarios.

Cabe recordar que anteriormente, la asignación de becas nacionales estaba vinculada a la acreditación del programa de posgrado en el PNPC, provocando distorsiones y fenómenos de exclusión de algunas áreas de conocimiento, como artes y humanidades. Con el cambio, el Conacyt espera cumplir con la asignación de becas conforme a la disponibilidad presupuestal y a través de criterios de inclusión.

Con el nuevo proceso, se espera que el área de conocimiento que hoy elijan los estudiantes, ya no sea impedimento para conseguir un apoyo del Conacyt, lo cual favorecerá sin duda, una elección de posgrado por vocación y no por factores de apoyo económico solamente.

De acuerdo con la postura de la SEP, en la actualidad los esfuerzos del Conacyt se centran en los estudiantes, en los seres humanos, con criterios genuinos de igualdad y equidad, de no dejar a nadie atrás, no dejar a nadie fuera. En cuanto al SNP, el Dr. Luciano Concheiro Bórquez señaló que el cambio que se anuncia, significa no encontrarse frente a un aparato burocrático, sino simplificar para avanzar en un cambio, no solamente administrativo, sino de paradigma, de la manera en la cual se concibe la evaluación misma y la acreditación de la Educación Superior del país.

Sin duda que es indispensable e imperante reemprender los planteamientos conceptuales y procedimentales para generar un tránsito de la evaluación punitiva, mercantilizada y competitiva, que genera diferencias y segmentación entre las instituciones de Educación Superior, hacia procesos de autoevaluación y evaluación con fines diagnósticos, formativos e integrales.

Será el Conacyt quien clasifique los programas registrados en el SNP, a través de categorías y subcategorías, estructurales y estructurantes, según su orientación: posgrado de investigación y profesionalizantes.

Se espera que realmente a corto plazo se cumplan los objetivos de los cambios anunciados, que se dijo, son estimular y fortalecer la formación de nuevos científicos e investigadores que México necesita y que favorezca el desarrollo integral del país; que incidan en el avance del conocimiento y beneficien al pueblo mexicano.

Ya que de acuerdo a esas proyecciones planteadas, la meta será garantizar la cobertura universal de becas Conacyt para los estudiantes de maestrías y doctorados, que no cuenten con el apoyo de sus instituciones, y que estén admitidos e inscritos en posgrados públicos (doctorados y maestrías) orientados a la investigación, en todas las áreas de ciencias, humanidades y artes; así como de especialidades profesionalizantes en áreas esenciales para el país, como son Medicina y Ciencias de la Salud.

Los estudiantes de instituciones privadas de educación superior cuyos doctorados y maestrías se inclinen a la investigación, o bien, de especialidades esenciales y prioritarias, también podrán solicitar beca Conacyt.

Con este cambio de estrategia, el Conacyt pretende consultar a las distintas dependencias del gobierno de México para establecer las áreas y demandas prioritarias que impulsen la formación de profesionistas que contribuyan al bienestar general.

También se aspira a través del SNP, poder colaborar con la industria para apoyar la formación de profesionistas y tecnólogos en áreas que fortalezcan ramas estratégicas del país.

Los funcionarios federales, reiteraron la invitación a rectores, directores académicos de instituciones de educación superior y centros públicos de investigación a registrar sus programas de posgrado en el SNP, con el propósito de asegurar este proceso de transformación, mismo que será ampliamente fortalecido para incentivar la formación de científicos, motivar la investigación básica y la ciencia de frontera con un nuevo enfoque para transformar a México.

Finalmente, los Programas que registren rectores, directores académicos de las instituciones de educación superior y centros públicos de investigación, la SEP, en el marco de sus atribuciones, validará la acreditación de los programas de posgrado nacionales, a través de la Dirección General de Profesiones. Por consiguiente, el Conacyt, por medio de la plataforma del Sistema Nacional de Posgrados (SNP), registrará los posgrados acreditados y validados por la SEP para posteriormente clasificarlos en categorías y subcategorías.

Se espera que el anuncio de las nuevas bases para el registro de los programas inscritos en el Sistema Nacional de Posgrados (SNP), se cristalicen a la brevedad.

Mientras tanto… ¡¡ Que tenga usted, un excelente fin de semana!!

Comparte en:

Versión impresa