opinion


Por: Alejandro Aparicio

El regreso a clases

Punto de vista…


Fecha Publicacion:  sábado, 31 de julio de 2021 - 01:18:00 -- Fecha Actualizacion sábado, 31 de julio de 2021 - 01:27:19

La educación no es la preparación para la vida, es para la vida misma: John Dewey.

Hace 7 días, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo saber a los mexicanos que el regreso a las clases presenciales será en el mes de agosto. El pronunciamiento, hasta cierto punto válido, es porque ya no pueden seguir manteniendo las escuelas cerradas.

Las argumentaciones las sustenta en el sentido de que ha sido mucho el tiempo sin tener clases presenciales y por esa razón: llueve, truene o relampaguee, habrán de reiniciar las actividades educativas a finales del mes de agosto.

La situación ha inquietado a los maestros, padres de familia y alumnos por una razón, porque hasta ahora, no se han vacunado contra el Covid-19, la mayoría de los alumnos del nivel básico. La determinación está hecha, sin embargo, el eco no será generalizado porque no por una decisión gubernamental, van a exponer a sus vástagos.

La creciente ola de contagios será suficiente para que los maestros y los tutores hagan una reflexión, y más ahora que la tercera ola del Covid-19, está afectando más a los niños y jóvenes. Seguramente habrá quienes acaten las disposiciones de manera lineal y otros que estarán en la postura de que sus hijos pierdan un año del ciclo escolar antes que perder la vida.

Los maestros de Iguala -algunos no todos-, aseguran que ellos están en la mejor disposición de regresar a las clases presenciales, solo que para ello, debe haber condiciones, porque si se tratara de intereses creados o desconocimiento sería otra la postura. Lo conveniente es que se regresen a clases cuando todos estén vacunados.

El tema del regreso a clases es un asunto de análisis y reflexión. La lógica común refiere que hasta ahora se deben cuidar todos contra el Covid y más ahora que el número de casos va a la alza, derivado del periodo de vacaciones de verano y los eventos gubernamentales, que, en vez de prevenir los contagios, invitan a salir a las calles, como el evento de este domingo.

Lo que si queda claro, es que mientras el discurso gubernamental sea uno y el ejercicio sea otro, difícilmente se podrá mitigar el número de casos de Covid, que al final del día, causará que el regreso se postergue, al menos que a los padres les guste poner en riesgo a sus hijos. Si es así, que cada uno asuma las consecuencias. En fin, es un simple punto de vista.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO