opinion


Por: J. David Flores Botello

Iguala ¿caótica? - Don Chimino

Pediatrucos... y algo más


Fecha Publicacion:  sábado, 16 de octubre de 2021 - 05:05:00 -- Fecha Actualizacion sábado, 16 de octubre de 2021 - 05:09:56

IGUALA, ¿CAÓTICA?.- Presidentes municipales vienen, presidentes municipales van y nuestra ciudad de Iguala sigue con sus eternos problemas: calles bachudas con mucha basura, mala recolección de la misma para bien de los llamados “chileros” que hacen su agosto por tan deficiente servicio municipal, mal alumbrado público, zancudos por doquier al igual que moscas, invasión de banquetas por el comercio establecido y el informal, aún no se restablecen por completo las clases presenciales y ya empiezan los problemas viales, autos estacionados sin respetar lineamientos a veces hasta en doble o triple fila como en la Avenida del Estudiante, río San Juan maloliente con descargas de drenajes y basura de todo tipo que en su cauce arrojan, invasión cada vez mayor de los carriles laterales del Periférico, insuficiente servicio de agua potable y drenaje, violencia imparable y caos inmobiliario, a cual más se le antoja fraccionar un terreno que era de siembra, vende sus lotes sin importarles si hay posibilidades de llevar hasta ese terreno los servicio públicos municipales básicos como agua, drenaje y electrificación, incluso se ha convertido en un negociazo comprar terrenos baratos en la periferia de la ciudad, construir casas en ocasiones de ínfima calidad y ponerlas en venta a precios exorbitantes con la promesa de abonos chiquitos o endeudamientos bancarios de quienes por necesidad aceptan el trato, urge que paren este irracional y Frankensteiniano crecimiento sin ton ni son que está acabando con las ya escasas áreas verdes y llenando nuestra ciudad de más y más cemento en detrimento del medio ambiente. Basta de promesas incumplidas que si bien afectan a los partidos políticos que proponen a los presidentes electos que, al final de su mandato salen por la puerta de atrás para dar paso al representante de otro partido, más afectan a nuestro municipio porque en la práctica no se avanza, al contrario, hay retrocesos y, dicen, persiste la corrupción en su interior, ¿será cierto? Si el gobierno nacional lucha contra la corrupción como su principal cáncer o pandemia, ¿por qué no también a nivel municipal la erradicamos? ¿Iluso? ¿Soñador? ¿Utópico? Se vale soñar, y, si acabar con la corrupción es como barrer las escaleras que se barren de arriba para abajo, ¿no es el presidente municipal quién debe dar el ejemplo? Porque, a partir de ayer hay relevo estatal que pone fin a la caterva de gobernadores, la gran mayoría corruptos y amañados que nos tocó padecer lo que nos convirtió en el estado más pobre de la República Mexicana, ahora, con la llegada de la Cuarta Transformación a Guerrero, si el gobierno municipal no entra al aro nos puede ir mal a los  igualtecos pues no nos tocarían obras de gran calado en caso de que la nueva administración municipal  no erradique costumbres arraigadas que deben desaparecer como el llamado diezmo, “veintiezmo” o hasta “treintezmo” que según dicen, alguien de “muy arriba” practicaba en nuestro municipio. AMLO dijo que Héctor Astudillo fue un buen gobernador y que logró terminar su mandato porque “gobernar a Guerrero no es fácil”. La llegada de Evelyn Salgado, que si bien no tiene experiencia en gobernar tiene el respaldo de su papá que no dudamos la apoyará en todo momento, es buen augurio no solo para Guerrero sino también para nuestra ciudad pues ella es criollita de este terruño nuestro y ha prometido obras para nuestro municipio entre ellos un plan integral en beneficio de la Laguna de Tuxpan que esperamos se lleve a cabo pronto y bien, ¿no sería posible también un hospital infantil que tanta falta hace?  ¿Los problemas crónicos, añejos de nuestro municipio por fin serán atendidos? Dos gobiernos inician, ojalá hagan mancuerna con el gobierno federal para bien de Guerrero y de nuestro municipio. Los del INE han de estar que trinan pues les salió el tiro por la culata, al quitarle la candidatura a Félix Salgado ahora en lugar de 6 años, habrá Félix Salgado durante 12 años pues no dudamos volverá a buscar la candidatura al término del mandato de su hija que, si hace un buen papel, tendrá asegurado el triunfo y quizá, ¡por fin! En Iguala habrá bonanza en dicho período, así sea.

DON CHIMINO.- Ora que comimos en el restaurán argentino que nos invitó Natividá amiga de mi Puchunga pa festejar su cumpleaños el 8 de sectiembre pasado, la mera verdá no alcancé a distinguir entre lo que era una milonga y un tango a pesar de que Mauro, el Chef principal y dueño que nos atendió como reyes, nos explicaba entre baile y baile lo que era una y otro, nos dijo: “la milonga es un género musical emparentado con el tango, el origen de la palabra es africano y significa lío, enredo o problema, es el aporte de afrodescendientes y crioshos mezclados  que exalta los orígenes mulatos, con el paso de los años, la milonga pasó a la ciudad, se transformó hasta que nació el tango, la milonga contiene una música más seria y más movida, el tango es una música urbana, sus letras suelen expresar tristezas, principalmente en lo referente al amor, a veces melodías dramáticas o con toques violentos propios de los barrios o suburbios, las letras de las milongas son más pícaras, el ritmo más ligero, rápido y divertido que el tango que es más bien un baile de exhibición que requiere alta escuela para coordinar pasos largos, quiebres de cuerpo, juegos de piernas y pies, en la milonga hay más exigencia física aunque menor destreza propia incluso para bailarines principiantes, también y de ahí viene el nombre de este restaurante donde estamos a sus órdenes, se denomina milonga al lugar donde se baila tango, la vestimenta de ambos bailarines debe ser elegante y seductora, la bailarina usa escotes y vestimenta ajustada que resalta su figura y muestra sus curvas sin mostrar nada, sugiere pero no enseña, ambos deben usar ropa cómoda que permita moverse libremente”. Yo no le entendí mucho pero la mera verdá me encantó la música, la bailada, la comida y la bailarina causó sensación entre los hombres y chance a la mejor envidia entre las señoras, enclusive, alcancé a mirar cómo Natividá le echó una mirada de pistola a su marido Luciano que de tanto que abrió la boca embobado con la bailadora quedaron destapadas sus narices y su cubrebocas babiado, “¿viste che?, ¿visteee? Una besheza mortal la dama, ¡casi una piba! ¡andá! No perdás el tiempo, ¡decime salud!, oshee, ¿vos sabés  por qué los argentinos no nos bashamos con agua caliente?, porque se empaña el espejo y no nos podemos ver reflejados, ¡jajajajaja!, ¿por qué cuando hay relámpagos los argentinos miramos al cielo? Porque pensamos que Dios nos está tomando fotos, ¡jajajajaja!, andaaa che, no seas boludo, haceme segunda con los chistes” Yo no me hice del rogar y que le digo: ¿qué cuelga del muslo de un hombre que quiere tocar un agujero que ha sido tocado antes? Como sabía yo que era muy morboso, en l´orita le dije: ¡una llave!, jajajaja, ora el que se risó jui yo, como me di color que a mi vieja le decía Fer en lugar de Fernanda, Nati a su esposa y a mi Chimi, que le digo: a ver Luci, ¿cómo se dice perro en inglés? Y que me dice “dog”, ¿y veterinario? “Noo, no sé” dijo, y que le digo, ¡dogtor! jajajaja, ¿Te sabes el chiste del trén?, “Noo”, y que le digo, suele pasar, jajajaja, pinchi güey, ni le entendió, se quedó con la cara de ¿guat?, “¡paraaa! ¡paraaa!” me interrumpió, “sabés vos cómo somos los argentinos?, dicen que somos soberbios y nada que ver, ¡somos los mejores!”, ¡ajá!, le dije, ya sé que ustedes no sufren con los temblores como nosotros los mexicanos, “¿por qué che?” me dijo, porque a ustedes ni la tierra los traga, jajajaja, se puso serio y me dijo: “chee, nosotros somos como los de la Plazha de Santo Domingo aquí, todo falsificamos, las deudas viejas no las pagamos y las nuevas esperamos a que se hagan viejas, los argentinos no pedimos créditos a la banca les pedimos a los amigos y conocidos y los bicicleteamos, les decimos que les devolveremos la plata la semana que viene, el mes que viene, que aguante más días, tramposishos, ¿viste?”, ambrón, pensé, qué bueno que me lo dijo para no prestarle ni un peso y… ¡ándenles! Ya me colgué de nuez, áhi nos pa l´otra, graciotas.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO