Guerrero; en espera de la respuesta que será parteaguas

Por: Enrique Castillo González

La mañana del jueves próximo pasado la Fiscalía General de la República de manera oficial le hace una pregunta a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Guerrero, – ¿la UPOEG cuenta con registro como Policía Comunitaria? Es indudable, la respuesta a tal pregunta será el principio de otras historias.
Algunos antecedentes simples del cómo surge ese grupo de civiles armados. La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) es una escisión de la originalmente Policía Comunitaria creada dentro de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC). Se sabe que, en los inicios del mandato (2do) de Ángel Aguirre se invitó a Bruno Plácido, ente importante en la fundación de la CRAC, para que formara la UPOEG, Bruno cumplió, por ello Aguirre, desde el Gobierno, le dio todo tipo de apoyo, vehículos, armas y dineros. Y sí, el crecimiento de la UPOEG fue exponencial.

Diez años después de su creación la UPOEG estaba convertida en el grupo transgresor más importante de Guerrero, cientos de carpetas de investigación en las Fiscalías tanto General como del Estado, miles de reclamos sociales por los abusos que sedicentes policías comunitarios y cientos de horas “noticia” provocaron, en mesas de redacción, olas de tinta sobre océanos de hojas; algo importante, en el documento oficial la fiscalía de la República le da al Gobierno de Guerrero, seis horas para responder y le advierte que, de no hacerlo, las multas y sanciones caerán contra la dependencia rebelde.

Analistas de la Seguridad en Guerrero escriben, -Ángel Aguirre buscó, ser táctico al “sacar” a Bruno de la CRAC y darle la capitanía (sic) de la recién creada UPOEG, esos analistas agregan que Aguirre fue más lejos al entregar a Bruno, ex activo del PROCUP, armas, vehículos, cartuchos y dinero. Que, si el entonces Gobernador buscó la forma de hacer contrapeso a la CRAC, que, si Aguirre se dejó llevar por malos asesores, como sea, el asunto es que hoy la FGR tiene tomado de las solapas al aparato de Políticas Públicas de Seguridad del Gobierno de Guerrero.

Lleguemos entonces a la batería de dudas; ¿realmente la Fiscalía General de la República no sabe si ese grupo de pobladores originales, mestizos y criollos armados y que viven en la creencia de que son “autoridad”, es reconocido por el Gobierno del Estado como “policías”? otra.

¿la FGR desarrollará sus “carpetas” derivando sus actuaciones con criterios arrojados por la respuesta dada por el Gobierno de Guerrero? antes de llegar a los análisis al corto plazo (a tiro de piedra) los escenarios y la prospectiva, bajamos un par de ejemplos.

Martes 28 de junio.- En una acción sobre espacios territoriales bajo su responsabilidad, soldados aseguraron en el poblado de Marquelia, costa chica de Guerrero, a un individuo quien, desde hace años se dejaba conocer como Comandante de la UPOEG en esa parte de la costa, hay videos donde Jesús Calleja Clemente, nombre del transgresor, insulta, sobaja e intenta humillar a un oficial de Infantería de Marina. Junto con el Chucho, hombre allegado a Bruno Placido, fueron detenidos 7 más; esta acción netamente de Seguridad Interior, detonó el involucramiento de la FGR, pues, cuando el mando de la operación que derivó en el aseguramiento del Chucho y 7 más, vio que armas y cartuchos eran de responsabilidad del gobierno federal, puso a disposición de la FGR a los detenidos junto con los palos de fuego. Va el otro ejemplo.

Bruno Placido se desliza fuera de los paisajes de sierras y montañas, eso está dejando ver y saber una suerte de cambios y ajustes al interior de la UPOEG; la fractura natural del esqueleto de ese grupo armado arroja nuevos nombres.

Como sea, todo nos lleva a esperar la respuesta que la Secretaria de Seguridad de Guerrero le dé al máximo órganos de procuración de Justicia del Gobierno de la República. Fin de la idea y vayamos a los apuntes para el colofón.

A tiro de piedra. –actores políticos, sean Tirios o sean Troyanos, se abalanzan sobre la andanada de información buscando pedazos de filete. Guerrero tiene como principal producto de negocio “la grilla” y vaya que lucharan por obtener beneficio de ello.

Escenarios.- En cuanto la Secretaría de Seguridad de Guerrero deje saber que “la UPOEG” SI, es reconocida como ente policial y que es una organización coadyuvante de la estabilidad del orden y la paz, en los espacios territoriales donde esa tenga presencia esa se “empoderará” y grupos y entes que ostentan poder dentro de esa, aumentaran su perfil amenazante.

Otro escenario.- Oficialmente y en un gesto profesional e institucional la Secretaria de Seguridad Pública de Guerrero le responde a la Fiscalía General de la República que NO, que ese organismo que cita no es ni fue un aparato del sistema policial del estado; así, el MP/Federal dará el seguimiento judicial ordinario. Y sí, el aparato subversivo y criminal buscará mostrar el músculo por lo que el sistema policial del Estado actuará en consecuencia.

Prospectiva.- En 5 años el Estado de Guerrero estará bañado de los beneficios que el proyecto del Istmo de Tehuantepec e incluso el tren Maya habrán traído al sur/sureste del país; las Bahías (3) de Acapulco, la Riviera Diamante y el Acapulco Verde allá al pie de la cuesta son el perene paraíso que atrae a inversionistas.

Último patrullaje.- El miércoles 29 de junio en la explanada principal de la 8ava Región Naval autoridades de la Fiscalía General del Estado de Guerrero desarrollaron interesante ceremonia misma que, ante los ojos de quienes seguimos los trabajos de esta Fiscalía permitió ver y escuchar la nueva doctrina en esta Institución.

En uso de la voz Adolfo Herrera Martínez, vicefiscal responsable de la Administración de los recursos humanos y materiales de la FGE, nos permitió leer el interés que tiene él por darle a los elementos de a pie nueva identidad y sentido de pertenencia y, aunque será un trabajo largo, en las palabras del Teniente Coronel con licenciatura en administración e intendencia, se escuchó una firme intención.

Como digo, ese cambio de piel dentro de corporaciones que estuvieron a punto de desaparecer, es mucho más que un cambio de casaca y botas, al final, en el Tanque de Ideas nos quedamos con eso de “nueva identidad y mayor espíritu de pertenencia”. Es cuánto.

Balazo al aire.- Parte aguas…! aguas!
Greguería.- ¡¿Quiendescompusolabarraespaciadora!?
Oxímoron.- Subí a lo bajo.
Haiku.- Tus lagrimas curiosas,
rías o llores
salen a bailar

Comparte en:

Versión impresa