Inteligencia de código abierto

Por: Enrique Castillo González

Dentro de nuestro Taller de Ideas existe un tema al que calificamos como “sensible”, hoy a ese lo hemos montado en el aparador principal esperando que al ser exhibido, se den de afuera hacia adentro, algunas respuestas, queremos verle las tripas; ese tema es “la “Inteligencia Estratégica” (ningún dato, indicio o acontecimiento puede ser soslayado por quien produce inteligencia).

He de apuntar algo, en la búsqueda de respuestas topamos con artículos, ensayos y discursos a los que calificamos como “absurdos” tanto que, leídos esos, respondimos a cada uno con formas muy generales; va una respuesta -el Gobierno se atora en eso de no poder explicar sus incapacidades y yerros acudiendo entonces a la palabra “inteligencia” y la usa como herramienta explicativa; tanto insisten en usar esa palabra que ahora entiendo su intención, y esa es echar por delante el vocablo “inteligencia” buscando (y a veces lo logran) que esa haga veces de “el petate del muerto”-.

Algo definitivo; acá la pretensión de aquellos que se hacen de la palabra “inteligencia” es desarrollar la idea de “Inteligencia Estratégica”, aunque allí también se equivocan pues la IE es únicamente una parte del proceso, no es la solución final; va la otra.

Luego entonces hoy, dentro de nuestro Taller aterrizamos en un carrusel de datos que buscan explicar el significado de “Open Source Intelligence”, recuerden, estamos siguiendo la línea de los párrafos anteriores, entonces, tengo la certeza de lo siguiente, los 9 lectores de esta columna habiendo leído esto hurgarán en sus apuntes, navegaran en las redes y cruzaran notas con pares ello, con la académica finalidad de entender hasta las últimas ideas del espíritu del OSINT; como sea, eso será la entrada para saber el cómo explotar tal método que traza la Open Source Inteligence.

Ahora, antes de entrar al bosque de datos, detengo el click clack del teclado para dar mi opinión acerca del uso que el Gobierno Federal le está dando a la concepción del término Seguridad Nacional, usándolo para justificar la no detención de la obra del “tren Maya”; pienso que, acá el Gobierno quiso decir, “no se detiene la obra del tren Maya POR RAZONES DE ESTADO”, es decir, como la construcción de esa vía férrea no afecta ni la independencia, ni el territorio o altera la gobernanza o la soberanía de la nación (mexicana) entonces no se debe justificar con la “Seguridad Nacional” y sí trastoca las razones del actual Gobierno Mexicano, en resumen, los entes pensantes, servidores de análisis discursivos en materia de SEGURIDAD que rodean al Comandante Supremo le deben corregir el discurso, werever.

Vayamos de regreso a la premisa del Patrullamiento de hoy. Lo sabemos, en el hemisferio occidental una de las escuelas más importantes del “Análisis de procesos de Seguridad Nacional” es la escuela norteamericana, comprendí eso luego de haber estado encerrado 10 meses en aulas y corredores del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM); ahí logré entender que el tema de la Seguridad Nacional no está enclaustrado en sótanos de las Secretarias de Gobernación, o de Guerra y Marina (sic), entendí también que la Inteligencia Estratégica es un florete que, tras recibir información sensible solo es efectivo cuando, tras tener los testimonios y los trascendidos se anticipa y ataca con esos, no hacerlo con ese fin solo convierte ese mazacote de información en un simple banco de datos; una más, para estos días la capacidad de recibir esos, (datos, trascendidos e información) es enorme, al punto de saber que los métodos de “espionaje” o asalto cibernético solo servirían en casos extremos (subversión o terrorismo). Como sea, el tema queda abierto y, sin duda, los activos que rodean la mesa ayudarán a mantener viva la agenda.

Entremos al quid; metidos en el trazo del patrullamiento y ya con los trabajos en su máximo ritmo desde la cabecera de la mesa Paul von Hindenburg, sabido de lo que en esta tenida se iba a tratar comienza a decir.

-Esta actividad, ciencia, disciplina o como se le quiera denominar, tiene ante sí, siempre, un muy amplio espectro que, con técnica depurada, más la natural intuición de quien la genera, permite obtener el tan preciado producto final, para apuntalar el proceso de toma de decisiones- entendemos que Paul habla de la “Inteligencia Estratégica”, y sí, los presentes nos mudamos hasta la orilla de los asientos sabidos que Paul daría catedra-. El prusiano continuó.

-Por ello, las llamadas “fuentes abiertas” son, a despecho de incrédulos, un abrevadero imposible de soslayar- recordemos. Paul von Hindenburg es un señor General que, además haber luchado las tres Guerras (La Gran Guerra-la 2da Guerra Mundial- la Guerra Fría) es hoy un incansable estudioso de los fenómenos en la SEGURIDAD en todas sus velocidades (Nacional, Interior, Pública y Humana), el germano continuó.

-Resulta apasionante ver cómo, un dato que parece irrelevante, fútil o aislado, a la vista de todos, se torna, en manos del analista, un eslabón poderoso, que unido a otros de característica similar, constituyen camino o sendero para inferir, leer entre líneas, acumular y ubicar en la interpretación que conduce, eventualmente, a conclusiones que legos, displicentes o descuidados no pueden ver- Paul sabe qué lo que dicta es un banquete para los estudiosos de la IE- y sigue su cátedra.

-Cuenta mucho, lo hemos dicho, la metodología y recursos tecnológicos disponibles, para obtener un buen producto de inteligencia, pero, esas fuentes abiertas permiten también que la intuición y sensibilidad del recolector, clasificador, analista y todos aquellos que intervienen en el proceso, dejen retozar al ente interno que ve más allá del dato simple- la explicación dada por Paul no dejaba lugar a dudas, y sigue.

-Fuentes abiertas pueden ser, ocasionalmente, lo único disponible para iniciar un proceso de inteligencia- aquí me doy cuenta que, este último apunte de Hindenburg fortalece la tesis de Open Source Intelligence. El prusiano continúa.

-Estas fuentes abiertas hablan de todo, y de nada- nadie se atrevía siquiera a moverse, Paul seguía en lo suyo -pero ninguna partida es menos importante que otra. Puede ser determinante, dependiendo del factor humano. Pero, por principio elemental, no se rechaza ninguna fuente- el ruido del sístole y diástole de las válvulas de los corazones dentro del Think Tank era el sonido más fuerte, Paul seguía.

-Las fuentes abiertas son sumamente ricas en datos que, mutaremos en indicios y estos, balizarán el sendero a seguir- Paul seguía y seguía.

-Es muy interesante todo este proceso- von Hindenburg hablaba del proceso de “generación de Inteligencia Estratégica”. – ¡Pero no olvidemos que el recolector y el analista, no inventan, solo, construyen con base en…! – el Mariscal detiene abruptamente su academia y pregunta – ¿Logré confundirlos? – los que escuchábamos no alcanzamos a responder, entonces él continua – ¡Perdón por el monumento a Perogrullo, pero, es así! ¡Créanme!… ¡No se rían!; y es qué, al haber interrumpido el andar de sus palabras Paul provocó ruidos en el lenguaje corporal de quienes ahí estábamos. Y continuó ahora con su ya conocida batería de preguntas.

-Los elementos del servicio de inteligencia ¿podrán apoyarme …. o, desmentirme? – silencio y Paul continuó. -Bueno, ¿díganme ustedes si le parece inteligencia o, contrainteligencia? – al ver rostros callados el Mariscal dice – ¡Ajá, eso pensé! – y para concluir su larga e interesante ¡academia Paul von Hindenburg se autocalifica al decirle a quienes lo escuchamos durante todo su (excelente) discurso -Soy un agente disruptivo! – y guardó silencio, mismo que después de haber callado el germano, reinó.

Lo definitivo está en, desde ya entender a las nuevas fábricas de “Inteligencia Estratégica”; si antes se decía que para lograr productos inteligentes el 85% se sacaba de Fuentes Abiertas hoy, ya con el uso de OSINT se sube al 90% dejando el 10% a “arrancar datos e información” con métodos no convencionales. Finalizada la tenida estoy cierto que el tema queda abierto.

Último patrullaje. – para aquellos que miden y proyectan escenarios de riesgo en el interior del país se ha vuelto interesante el establecimiento de “campos de paz” en el centro, zona Norte y sierra de Guerrero; ojo, no se habla de orden y paz permanente, de hecho, es en esos teatros donde la violencia y presencia de vida criminal ha estado presente SIEMPRE, lo que desde hace 300 días se muestra es el que, la Autoridad Federal le ha ganado espacios a la vida criminal, expedientes como “operaciones en Quechultenango” y “acciones en el Barrio de Petaquillas” así como la casi neutralización de grupos criminales como la llamada UPOEG hacen “machuchona” esta información, ya antes esta misma lectura se dio de “las Bajas…” allá en la península de California; va dato para entendidos. Bien por SEDENA que, seguramente ha desarrollado desde sus mesas de Estado Mayor misiones cuyas fases llevan a estos resultados.

Balazo al aire.- Se tenía que decir.

Greguería.- Las bahías, calas y caletas son el acné del océano.

Oxímoron.- Jorge Valdez R. voz muda.

Haiku.- Tus dedos en los míos

        forman riscos;

        peñascos de unión.
Comparte en:

Versión impresa