Guerrero; cuando el Estado festina el logro de sus obligaciones

Por: Enrique Castillo González

Terminada la más reciente tenida y ya fuera del taller, nosotros, los miembros de ese laboratorio lentamente caminamos alejándonos de ese espacio; suele suceder que mientras lo hacemos vamos rodeando al “principal” esperando alcanzar las voces, gestos y palabras que ese pudiera ir sacando. ¿Por qué nuestros pasos eran lentos? Por la mística razón de que nos estamos alejando del templo.

Y dejé saber que íbamos rodeando al principal del taller pues, ese, durante el tiempo que caminamos al finalizar las tenidas, acostumbra disparar gran cantidad de datos e información realmente enriquecedora. Regresando al asunto aquel de “alejarse lentamente del templo” hago otra reflexión; cuando nos dirigimos a ese lo hacemos usando los pasos más apresurados pues, vamos a ver el rostro del conocimiento.

Y si acaso usted, lector amigo, tuvo a bien leer las columnas más recientes recordará que estamos involucrados en la agenda de “la acción del Estado para la recuperación de los espacios hoy tomados por sedicentes Policías Comunitarios, ello en la Entidad de Guerrero”. también regresará a su mente el que, quienes participamos en los debates dentro del Tanque de Ideas reconocemos que para estas acciones han sido las FF.AA. la Policia Estatal y las Fiscalías (General y Local) las instituciones más comprometidas en la búsqueda de “volver el orden y la paz a esos territorios”; así entonces acompañamos a Paul von Hindenburg; el ir sobre las calles empedradas y cobijados por el tenue manto de las luces de las farolas abrió la fábrica de pensamientos del Mariscal…

-Cuánta sorpresa causó la detención o aseguramiento de un líder local de grupo armado. Uno de muchos- quienes escuchamos de inmediato entendimos que Paul hablaba de la captura de quien se hacía llamar “Comandante Calleja” y cabeceaba en la Costa Chica a un piquete de gente armada identificada como UPOEG. Hindenburg siguió hablando.

-¿Cómo? ¿Sorpresa?… Lamentablemente sí-. Entonces Paul von Hindenburg lanzó dardos que en las puntas llevan gotas de sarcasmo y con el efecto de eso siguió hablando.

No lo sería si las fuerzas del orden hicieran su trabajo de manera cotidiana, pero, esta vez, salieron a pescar y … saz, pico … entonces en realidad ¿se trató de un hallazgo?- En unas cuantas frases el estratega, vencedor del imperio Ruso durante la llamada Gran Guerra cuestionó las el sonido del Gobierno de Guerrero y de algunos de los miembros del Tanque de Ideas al “aplaudir” la captura de un gavillero…

-¡Si! amables compañeros de Logia – Paul así jaló nuestra atención y con esa siguió hablando y caminando el fortuito evento nos permite hacer, de entrada, dos apuntes:

Primero, el hecho de que no existe una estrategia o política de seguridad- Paul cuestionó las políticas públicas de Seguridad del Gobierno dentro de Guerrero- y siguió -Se lo encontraron, reaccionaron bien, y descubrieron a un “pesado” de nivel estatal. Fortuna-

¡Segundo, ello a su vez, permite observar que la actuación coordinada de cuerpos de seguridad pública, con las fuerzas armadas, funciona! –aquí Paul reconoció la ruta de ciertos buenos éxitos de los originales Grupos de Coordinación creados por el Gobierno de Ernesto Zedillo que, por decisiones politiqueras se les cambió el nombre por el de mesas de Orden y Paz-

-Nos preguntamos entonces- continua Paul, – ¿por qué razón no operan así de manera cotidiana? – y sigue.

-Investigar quienes son los generadores de violencia no es difícil, pero, los mexicanos ya casi no denuncian, porque no ven respuesta sería y oportuna- un coro de “sis” con las cabezas le respondió al “principal”

-Es evidente que la fuerza real está del lado del Estado- el coro de testas se repitió.

Paul se enfiló hacia su gran finalle -Hoy parece al revés, porque a militares y guardias nacionales, no se les permite usar su ventaja. A saber: adiestramiento, equipamiento y armamento- estos tres renglones los recorto y los guardo en mis alforjas.

Paul sigue con su esgrima de ideas -Tan así, que, hoy dentro del territorio del país azteca e incluso fuera de ese, se cree a los criminales mejor armados que las fuerzas armadas- Paul ya deja la voz “casual” para subirla a los tonos académicos.

¡NO! mis estimados cuatroteistas! – (creo que Hindenburg aquí le lanzó un dardo al pecho de los que hoy son Gobierno) -Lo que sucede es que deben perder el temor a ser juzgados como represores (lo dicho, Paul le habla al oído al compadre que es su “antigüedad”) -Con todo respeto- dice Paul –deben…debemos enterrar el “síndrome del 68” junto con su Don Luis. ¡Si, ese! – quien entendió, entendió.

-El secreto en Estados con paz social, es la política pública de prevención- el coro de cabezas subiendo y bajando ya iba y venía a su antojo.

-Pero, en México, con la carrera de los aspirantes a la candidatura para los comicios federales tan adelantada, pues, les “da frío”- ¡pácatelas! Paul realmente conoce de la grilla nacional, y sigue.

-El gobierno actual en su México, en los tres niveles, puede y tiene tiempo de modificar el estatus- y sigue dando vueltas al mismo tornillo.

La famosa T4a no está dando resultados que apuntalen a un eventual candidato “moreno”, así vaya con la bendición de YSQ, porque en esos comicios, Tlatoani no aparecerá en la boleta- Hindenburg realmente hablaba fuerte… y siguió.

¡Créanme! hacer prevención, tanto como persecución del delito, es la única manera de pacificar el país y, con ello, cumplir con ese mandato constitucional-. Llegamos al pórtico de la casa de Paul, él se sube al primer escalón, coloca el canto de su mano derecha contra su garganta, en la posición de firmes hace escuadra con sus pies y antes de simular que separará su cráneo del resto del cuerpo lanza sus ya famosas preguntas finales – ¿Estoy equivocado? ¿Tienen ustedes una mejor idea? ¡Ajá! ¿La compartiría conmigo? -… termina su gran finalle, sube los escalones que le faltan y se escucha que va diciendo – ¡Tan simple, pero, tan complejo!-

¿Con que me quedo? Primero, esta conversación que yo volví “patrullaje” es solo producto útil para entendidos, las “observaciones” hechas a la práctica de las sosas, anodinas y pueriles políticas públicas de Seguridad por parte del Gobierno Estatal en Guerrero reflejaran, en el mediano plazo su tino, solo en los resultados de los objetivos de los “Generadores de Riqueza” más, todo indica que quienes ganaran batallas serán los otros generadores…lo de la violencia.

Último patrullaje. – en breve, acá sobre la mesa de trabajo del Think Tank responderemos las preguntas -en México, ¿habrá en el corto plazo candidatos sólidos a ciertas gubernaturas que vengan de las Fuerzas Armadas? Y adelanto.

Luis Crescencio Sandoval Ávila, cachanio de origen y hacedor de una extraordinaria práctica política es, desde mi expertis analítica, el candidato ideal para llevar a su tierra, Baja California, los preceptos del progresismo social y justo que intenta cosechar la acción que hoy es Gobierno. Audomaro Martínez Zapata, Tabasqueño iniciado en las artes militares por su maestro de la secundaria, un sargento de transmisiones que vio en él a un excelente aspirante a las filas del Colegio Militar y Agustín Radilla Suastegui, quien, tan solo en sus apellidos proyecta su amor a la Costa Grande y por ende a su tierra, Guerrero. Más, como lo apunto, ya esperamos que el Húser traiga entre sus alforjas más notas de sus observaciones y así convertiremos esas en análisis prospectivos.

Balazo al aire. – conversación que ilustra.

Greguería. – un paso, es padre del siguiente paso y, es hijo de un paso anterior.

Oxímoron. – caminar en la inacción.

Haiku. –ey, acá… en el rincón,

        estoy al acecho de ti, 

        furtiva nube. 
Comparte en:

Versión impresa