Médula

Jul 1, 2022
  • Los retenes del daño en Guerrero
  • El ton y el son: Se mueve la percepción de inseguridad en Acapulco y Zihuatanejo
  • #Revolcadero: Piso parejo, y hasta pavimentado en Morena

Por: Jesús Lépez Ochoa

La reactivación del turismo internacional, sobre todo del estadounidense que es el más cercano a nuestro territorio, pasa necesariamente por el retiro de los retenes ilegales que los grupos de civiles armados autollamados “policías comunitarias” mantienen desde hace varios años en diferentes carreteras de Guerrero, así como por la recuperación de la confianza en los cuerpos de seguridad.

En estos bloqueos a las vías federales de comunicación lo mismo piden dinero a los automovilistas que agreden a algunos como ha sucedido en varias ocasiones en que los armados han llegado a disparar contra turistas.

Esa suerte de “filtros de seguridad” son una de las causas por las que el Departamento de Estado de los Estados Unidos ha mantenido su alerta de viaje. En su actualización del pasado 13 de junio limita a su personal a visitar únicamente Taxco: “Los empleados del gobierno de los Estados Unidos no pueden viajar a otras áreas del estado de Guerrero, incluyendo Acapulco, Zihuatanejo e Ixtapa”, se lee.

En la página del gobierno norteamericano se advierte que la recomendación de no viajar al estado es porque “los grupos armados operan independientemente del gobierno en muchas zonas de Guerrero. Los miembros de estos grupos con frecuencia mantienen bloqueos de carreteras y pueden usar la violencia hacia los viajeros. Ciudadanos estadounidenses y LPR (abreviatura en inglés de residentes permanentes legales) han sido víctimas de secuestro”.

Recientemente se han suscitado enfrentamientos entre esos grupos y soldados del Ejército, y ha sido claro que los tentáculos de estas organizaciones se extienden hasta Acapulco donde la detención de siete integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en Marquelia, en la Costa Chica del estado, llevó a la movilización de transportistas y comerciantes de este puerto ubicado a 151 kilómetros y casi dos horas y media de distancia de aquel municipio, ¡a bloquear la Costera!

Hubo una respuesta rápida de parte de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda cuyo gobierno envió antimotines de la Policía del Estado a retirar a los bloqueadores que afectaban a muchos ciudadanos, y también de la presidenta municipal Abelina López Rodríguez, que dispuso patrullas y vehículos oficiales que ayudaran a la gente varada por la suspensión del servicio de transporte público que ocasionó esta situación.

Ambas acciones aportan a la recuperación de la confianza en las autoridades. De acuerdo con el INEGI las policías estatales y municipales de todo el país son las que inspiran menos confianza a los ciudadanos, la cual puede restaurarse precisamente con este tipo de decisiones que muestran intención de proteger y servir a los ciudadanos en los momentos en que lo necesitan.

Hay que subrayar que las instituciones con mayor confianza ciudadana son la Marina, el Ejército, y la Guardia Nacional, a las que correspondería liberar las carreteras federales de esos retenes ilegales que tanto daño han hecho a Guerrero.

EL TON Y EL SON

A propósito del INEGI en julio actualiza su Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana. En la anterior que correspondió al primer trimestre de 2022 se advirtió una ligera baja en la percepción de inseguridad en Acapulco que de diciembre de 2021 a marzo de 2022 se redujo de 76.6 a 76.3 por ciento.

En Zihuatanejo también disminuyó de 61.3 a 58.4 por ciento. Pero en Chilpancingo el indicador no se ha movido. Se mantuvo en 76.5 por ciento, lo que convierte a la capital en la ciudad con mayor percepción de inseguridad en Guerrero.

Y que conste que no hablamos de homicidios, si no del porcentaje de ciudadanos que se sienten inseguros en las calles, el transporte público o el cajero automático. El 19 de julio sabremos si el gobierno de Norma Otilia Hernández se aplicó como se debe para que sus gobernados se sientan seguros.

Revolcadero

1.- Mario Delgado no mintió al decir que habrá piso parejo para los presidenciables de Morena. Al secretario de Gobernación Adán Augusto López hasta se lo están pavimentando al poner a sus órdenes a César Yáñez, como subsecretario. Así se lee que el presidente Andrés Manuel López Obrador desempolve al experimentado y cercano vocero que lo acompañó en sus múltiples campañas, y lo envíe justo con Adán.

2.- Habrá qué ver si los actores políticos locales que han manifestado su apoyo a Claudia Sheinbaum y a Marcelo Ebrard tienen la misma lectura que los analistas de los medios del Centro del país y mantienen o modifican sus quereres hacia quien se perfila como la verdadera “corcholata” de “ya saben quien”.

3.- Alejandro Moreno Cárdenas “Alito” jugó a la ruleta rusa con su propuesta armamentista y se voló los sesos. Si algún día tuvo pinta de presidenciable, o al menos eso creía él, hoy es un personaje de caricatura. La mayor parte de los cartones de la prensa nacional lo ridiculizan.

Comparte en:

Versión impresa