Dip. Rafael Navarrete: gestión social

Por: Salomón García Gálvez

Varios políticos, principalmente de los poderes Legislativo y Ejecutivo, arriban a cargos sin ningún compromiso con la sociedad, y menos con las clases marginadas, sólo para satisfacer apetitos de poder y dinero.

Son contados aquellos servidores públicos y representantes populares (diputados, senadores, regidores, síndicos y alcaldes) que verdaderamente cumplen un compromiso social y coadyuvan para que la ciudadanía tenga calidad de vida.

Rafael Navarrete Quesada, diputado local por el Distrito número 16 con cabecera en Ometepec -Costa Chica- es claro ejemplo de un auténtico representante popular que no sólo cumple como legislador en el Congreso de Guerrero, sino que recorre su demarcación donde realiza trabajo de gestoría para llevar beneficios a sus representados. Así debe ser.

Navarrete Quezada, participó en un taller de capacitación para acceder a un programa denominado: Apoyos en Materia de Salud a Favor de los Pueblos Indígenas y Afro mexicanos.

El legislador priista, fue invitado recientemente por el Doctor Alfonso Verduzco Ávila, Director General de la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública Federal.

La ruta de trabajo del diputado Navarrete Quezada es impulsar apoyos a través del programa: “Familias Progresando”. Por sus gestiones ante la Federación, lleva los siguientes beneficios a sus paisanos de la costa chica:

-Aparatos auditivos, lentes, sillas de ruedas, sillas PCI, bastones, muletas, andaderas, andaderas especiales, prótesis de cadera y rodilla, prótesis dentales y prótesis de mama, entre otros.

Rafael Navarrete Quezada, originario de Ometepec, tiene una gran presencia en toda la costa chica, gracias a su labor de gestoría y compromiso social en su distrito. Gestiona becas y hasta la libertad de presos por actos de injusticia, de gente iletrada, indígenas y afro mexicanos.

Ganaderos de Acapulco, también se entrevistaron con el legislador, para solicitarle desde hace meses la construcción de un nuevo rastro TIF. Cientos de ganaderos y la población del puerto se verán beneficiados con el rastro, con inversión de 170 millones de pesos; se podría exportar carne de buena calidad a países asiáticos.

Y para mejorar la calidad de vida de la gente con grado de marginación y rezago social, el diputado Navarrete Quezada, puso en marcha desde el pasado año un programa denominado: “Familias Progresando”, para apoyarlas con materiales de construcción.

Gracias a su labor de gestoría en favor de guerrerenses marginados, el diputado Navarrete Quezada, no sólo cuenta con un alto grado de popularidad en toda la costa chica sino que es un político querido y respetado. Otros políticos de cualquier filiación, son temidos, odiados y hasta repudiados.

También, el legislador, tratado de evitar conflictos como el suscitado en un plantel educativo –Tecnológico de Ometepec- donde desde el poder ejecutivo –SEG- burdamente se impuso como directivo a un transportista –chofer-, que de docencia no sabe nada. Se perjudica a cientos de estudiantes, por ese insultante nombramiento de un ex chafirete de poderoso político morenista.

Rafael Navarrete Quezada, trabaja, gestiona y cumple cabalmente su labor en el Congreso Local como diputado.

Otros legisladores -del partido que sea-, si no hacen labor de gestoría, si no tienen compromiso social y menos cumplen como legisladores, irremediablemente allí terminarán sus carreras políticas. El pueblo pone, el pueblo quita. Así se sencillo… Al tiempo… Punto.

salomong11@yahoo.com.mx

Comparte en:

Versión impresa