opinion


Por: Edelmiro Castro Sedano

Fin de la jornada


Fecha Publicacion:  sábado, 12 de junio de 2021 - 01:27:00 -- Fecha Actualizacion sábado, 12 de junio de 2021 - 02:37:09

Con más pena que gloria, con amenazas a, y asesinatos de candidatos, ha concluido el proceso electoral llamado “más grande de la historia” en la que se renovó el Congreso Federal, 15 gubernaturas en igual número de estados, así como los ayuntamientos y sus ediles correspondientes.

No hubo sorpresa en cuanto al gobernador del estado de Guerrero; triunfó Evelyn Salgado Pineda, hija de Félix Salgado Macedonio, quien sería el candidato natural de su partido de no ser por las fallas que tuvo durante el proceso de selección.

Evelyn Salgado Pineda, gobernadora electa, es una dama joven que creció bajo las luchas sociales emprendidas por su progenitor, en la vida política conocido como dicharachero, obstinado en su papel de líder. Ya fue presidente municipal de Acapulco. Inicia su carrera política como el diputado “costales”.

De Evelyn se carece de información sobre su preparación profesional y su capacidad para manejar los asuntos del estado, si cuenta con alguna experiencia sobre el manejo de las políticas públicas y administración hacendaria, en fin, conocido es por todos como llega a lugar en que se encuentra.

Es de esperar que le vaya bien a Evelyn, para que a Guerrero también.

En Iguala, un conglomerado numeroso de ciudadanos conjuntó sus esfuerzos para evitar la reelección y en las urnas depositó su voto para decirle NO a Antonio Jaimes Herrera y así dar paso a la sangre nueva.

El desempeño de Antonio Jaimes Herrera en su gestión lo califica la población en general; según nuestro criterio fue mediocre y clientelar, palpablemente días anteriores al proceso electoral tapando baches a diestra y siniestra por parte del ¡DIF!, Obras Públicas seguramente andaba en las mismas por otro rumbo de la ciudad. También días antes de las elecciones mejoró el servicio de agua entubada; del servicio de limpia sucedió curiosamente lo mismo, después de carecer del servicio durante meses, como por artificio ya pasan los camiones recolectores, ojalá eso dure hasta el 30 de septiembre próximo y no sea una flor de temporada electoral.

Gracias a la Tesorería Municipal, que hizo posible contar con un servicio que nos cobran pero que nos dan a medias, o no.
Pobre Guerrero, con futuro incierto.


Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO