opinion


Por: Álvaro Venegas Sánchez

Feliz coincidencia


Fecha Publicacion:  lunes, 14 de junio de 2021 - 01:30:00 -- Fecha Actualizacion lunes, 14 de junio de 2021 - 03:11:45

Heriberto Huicochea Vázquez, secretario de Educación y Alejandro Román, de la comisión política de la CETEG, externaron los mismos argumentos para no retornar a clases presenciales a efecto de concluir el año escolar 2020-2021. La SEP destacó la importancia de volver a las aulas para ayudar en lo posible a la educación de los niños y jóvenes. Exhortó a las autoridades locales, padres de familia y al magisterio considerar el acuerdo pertinente sobre el particular basado en la voluntad y compromiso educativo. No hay conocimiento de acción oficial alguna para auscultar o recabar la opinión de los comités de sociedades de padres de familia de cada escuela, del personal directivo de las mimas ni de todo el magisterio, incluyendo obviamente al de la Sección 14 del SNTE.

Por separado, como apegados a un guion convenido, ambos hablaron para la opinión pública. El titular de la SEG justificó: no hay condiciones para regresar a clases porque no todo el personal está vacunado, las escuelas fueron objeto de rapiña y debe hacerse una revisión de las necesidades. El representante magisterial de la CETEG por su parte reafirmó: mantenemos la postura de que no vamos a exponer a nuestros alumnos; no todos los trabajadores se han vacunado; sin medidas adecuadas puede haber una oleada de rebrote, necesitan reponer lo que se perdió por la rapiña. Con semejante coincidencia pudieron cambiar de roll y la sociedad ni se hubiera enterado. Es de llamar la atención que la Secretaria Delfina Gómez Álvarez, recientemente informó que el personal que no quiso inmunizarse es mínimo y acudirán al convencimiento de que lo hagan para proteger a los alumnos. Dio a entender que, de otra manera podrían seguir trabajando, pero no con los niños. Por demás, es sabido que el robo en las escuelas ocurre en vacaciones y fines de semana en tiempos normales, ¿cómo no iba a suceder durante más de 16 meses continuos de abandono? ¿Ignoraban esto las autoridades de Guerrero?

Con las declaraciones de las personas mencionadas y por supuesto también del gobernador, Héctor Astudillo, fue suficiente entender y considerar que clases presenciales habrá hasta el ciclo siguiente 2021-2022. Otra observación: las escuelas nunca han tenido resueltas sus necesidades al cien por ciento, ¿Quién podría comprometerse y garantizar que el próximo 6 de septiembre los 12 mil centros de trabajo estarán en condiciones óptimas e igual los docentes de la CETEG puestos y dispuesto a reanudar las actividades?

Probablemente el resultado electoral desfavorable al PRI-PRD causó relajamiento de interés. La SEG desde semanas antes de las elecciones estuvo bajo presión, manifestaciones y oficinas tomadas, por exigencias concretas de corte laboral. ¿Después de ese desgaste para qué mortificarse? Si merced a la pandemia más de un año no hubo clases presenciales, ¿qué más da seguir igual otro tiempito? Según el calendario de la SEP la evaluación final prácticamente está hecha e iniciará el receso por fin de cursos, sobre todo, pronto convendrán instalar las comisiones de entrega recepción. Así que, piensan tal vez, allá en octubre que resuelvan los asuntos pendientes los afortunados que lleguen.

¿Por qué dos declaraciones bastaron para postergar la vuelta a clases? Simple. No hay cultura de participación social; también es costumbre arraigada el ejercicio vertical de la autoridad. Lo que ella dispone se acata por conveniencia, falta de organización, apatía, porque da igual. En última instancia la gente protesta e incluso radicaliza posiciones y cuestiona la indiferencia. Si la consultan tampoco se desborda en entusiasmo. No hay credibilidad de que sea tomada en cuenta. Por este motivo, si lo dijo el Secretario de Educación y el señor gobernador, pues ya y punto.

Con la transición política hay expectativas que pueda sea distinto. Más bien tiene que ser diferente. ¿Qué sentido tendría que Morena llegue a reproducir las mismas prácticas? Cierto, va a encontrar problemas hechas nudo porque les metieron mano para administrarlos. Los funcionarios tendrán que escuchar a las partes y pedirles tregua; y tiempo para resolverlos. Imagino habrá voluntad, pero por supuesto no portarán dotes de mago. Sindicalistas de la CETEG y de la expresión institucional manifestaron su apoyo a Evelyn Salgado Pineda; no tienen por qué modificar sus estrategias de gestión, simplemente entender la problemática de todo gobierno que inicia.

Es de esperar eso sí que, cuando tengan coincidencias, sea sobre asuntos de interés común a la sociedad en general; con mayor razón tratándose de derechos sociales como la educación de la niñez y la juventud. Que no sean dos personas solamente las que opinen y piensen por los padres de familia y el conjunto magisterial. La arrogancia y la simulación han desvirtuado la esperanza. La transformación o se hace convocando e involucrando a todos los guerrerenses o no será.

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO