Día Internacional del Libro Electrónico ó Ebook

Por: Alejandra Salgado Romero

“Lo que ha hecho el libro es transformarse para adaptarse a los tiempos, convertirse en un vehículo de transmisión del pensamiento cada vez más integrado y más social incorporándose plenamente al elenco de las nuevas fuentes de información”
José Antonio Cordón

El surgimiento del primer eBook se tiene registrado en 1971, gracias a Michael Hart, quien estudiaba en la Universidad de Illinois y recién acababa de conseguir acceso al sistema operativo de ésta, por primera vez. Mientras decidía qué hacer ante tal situación, decidió hacer una copia de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y enviarla a un grupo de amigos a través de correo electrónico, pero las limitaciones de la capacidad del sistema informático en cuanto al tamaño del texto y el número de contactos no le fue posible enviar dicho documento. Debido a este impedimento ideó un texto como un elemento independiente y descargable, y sus características finales sirvieron de base para lo que en la actualidad conocemos como el libro electrónico.
El 4 de julio se celebra el Día Mundial del Ebook o Libro Electrónico, una iniciativa que fomenta la lectura y la difusión libre de contenidos digitales, bajo la autorización de derechos de autor. Efeméride creada por iniciativa de Overdrive, -una empresa líder a nivel mundial dedicada al préstamo de libros electrónicos para bibliotecas que posee un catálogo de más de 1.000.000 de ebooks, audiolibros y vídeo-, con la celebración de este día se pretende divulgar la importancia del uso de los libros digitales. Según especialistas, un libro electrónico o eBook consiste en la versión electrónica o digital de un libro impreso y también es conocido como libro digital o ciberlibro.
Es importante considerar que el libro electrónico surge como un sistema de información cuyo soporte no es el papel sino un archivo electrónico, su texto se presenta en formato digital el cual se almacena en un dispositivo (ordenador, teléfono móvil, eReader, tablet, etc.) o se visualiza en internet. Gracias a sus características como el tipo de pantalla (LCD con retroiluminación, LED o tinta electrónica), conexión a internet, sincronización con otros dispositivos, e incluso la posibilidad de consultar un diccionario, hacer anotaciones o subrayar, este dispositivo está atrayendo la mirada de lectores/as de todas las edades.
Los libros electrónicos pueden ser leídos en línea, a través de diferentes formatos: Kindle, EPUB, ASCII, UTF-8, o en formato HTML. Se pueden leer mediante diversos dispositivos, pueden también leerse en cualquier dispositivo de computadora, con una pantalla de visualización controlable: computadoras de escritorio, ordenadores portátiles, así como teléfonos inteligentes. En este tema, es importante citar al Proyecto Guttenberg, -que fue una iniciativa del que se considera creador del Ebook, y se considera la primera biblioteca digital del mundo-, que tiene la finalidad de preservar y difundir el patrimonio cultural mundial. Su nombre proviene del famoso impresor alemán Johannes Gutenberg, quien inventó la imprenta de tipos móviles en el Siglo XV y es considerada actualmente una de las bibliotecas digitales gratuitas más extensas del mundo, en virtud de que cuenta con una amplia colección de copias de clásicos fundamentales, tales como la Biblia y obras de Shakespeare. Los textos que integran esta gran biblioteca digital son del dominio público, debido a que los derechos de algunos libros han expirado, o bien, se obtuvo la autorización de algunos autores/as o de los titulares de los derechos de autor/a.
Cada persona tiene sus razones para inclinarse, ya sea por el formato impreso o el digital de un libro, pero lo importante es fomentar el hábito de la lectura y ejercitar la comprensión lectora. Los libros electrónicos están disponibles en numerosos sitios de internet, donde podemos leerlos directamente o descargarlos para posteriormente leerlos offline (sin conexión). Dentro de las diferencias entre un libro y un ebook, se encuentran: a) Velocidad de transmisión: el libro electrónico puede ser transferido de un lugar a otro con rapidez, siempre y cuando se cuente con el hardware necesario y conexión a internet, mientras el libro impreso requiere de su traslado físico, aunque no necesita de elementos adicionales, como la computadora; b) Accesibilidad a más información: un libro electrónico puede contener más información y la posibilidad de acceder a datos externos, mientras el libro impreso funciona bajo la máxima de que “a mayor contenido, mayor número de hojas y peso”; c) Transportabilidad: el libro de papel es fácilmente manejable, mientras que el electrónico está todavía restringido y sujeto a contingencias como la disponibilidad de energía eléctrica o la duración de la batería, la disponibilidad de internet inalámbrico, entre otros aspectos y condiciones; d) Calidad: debido a la masificación de internet los textos electrónicos son libres, permitiendo a cualquier persona escribir, subir información a la red y ponerla a disposición del mundo, en contraparte, se considera que un libro impreso tiene un proceso de edición más controlado y cuidadoso antes de ser lanzado al mercado; y e) Costo: el libro electrónico puede ser más económico que el impreso, sin embargo un eBook requiere de compra de software, hardware, control de virus, entre otros.
Aun cuando, -según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI)-, para 2021, en México, el porcentaje de personas adultas lectoras que prefieren la lectura de libros en formato digital se triplicó con relación a lo declarado por la población en 2016 (21.5% y 6.8%) y resulta casi el doble de 2020, -que fue de 12.3%-, en las discusiones sobre cuál formato es mejor, las opiniones son tan variadas y de todo tipo, por lo que es complejo llegar a una conclusión; lo que es un hecho es que los dos formatos tienen sus bondades y limitantes, mismas que son las que hacen la diferencia, y que lo verdaderamente importante y prioritario es lograr que conmemoraciones como la que se aborda hoy, sirvan de marco para que autoridades y el sistema escolar impulsen, en las nuevas generaciones, la lectura como un rasgo fundamental— y para ello, el libro electrónico resulta imprescindible.
Les deseo una semana excelente y agradezco sus aportaciones y/u opiniones a través del correo alexaig1701@live.com.mx.

Comparte en:

Versión impresa