opinion


Contienda vigente


Fecha Publicacion:  miércoles, 9 de junio de 2021 - 01:33:00 -- Fecha Actualizacion miércoles, 9 de junio de 2021 - 03:11:05

Por: Isiidro Bautista


A pesar de que dentro y fuera de Guerrero se percibe a Evelyn Salgado Pineda como la ganadora de la elección de gobernador, debe prepararse ante la posibilidad de una segunda batalla: la jurisdiccional.

La voluntad popular podría pasar de las urnas a los tribunales para hacerse valer, después de que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) entregue, el domingo próximo, la constancia de mayoría.

Vaya, Guerrero, otra vez, seguramente en lío judicial por este proceso electoral, en el que la candidata de Morena no sólo se ve y actúa como nueva gobernadora, sino que la gente lo cree.

Hasta los del PRI y PRD lo creen, tanto que el propio Mario Moreno Arcos, su principal contendiente, tuvo que salir al paso para pedir a sus seguidores que “no crean nada que no sea publicado en plataformas oficiales”.

En lo que pudiera interpretarse como una advertencia o amenaza, dijo en sus redes sociales: “esperaré los resultados oficiales del 100% del conteo” para ver qué sigue, y lo que sigue es ir a juicio, que incluiría la solicitud del recuento de votos, si hay diferencia mínima.

Hasta que reapareció el candidato de la coalición de ambos partidos cesaron llamados a asimilar la derrota admitida —quién lo diría— por el mismísimo ex gobernador Angel Aguirre Rivero. La reacción de Moreno —habrá que reconocerlo— fue tardía, lo cual hace pensar en que no hubo una estrategia post jornada electoral, con el qué decir y el qué no decir.

Su conferencia de prensa dada media hora después de cerradas las casillas, y anunciada un día antes, hace pensar en que estaba seguro que ganaría: “de acuerdo a lo que hemos recabado hasta este momento (había mencionado ya las actas correspondientes) es que un servidor está resultando victorioso, ganador, de esta elección de gobernador”.

“No puedo dejar de mencionar que ha sido una elección muy difícil, muy competida, pero que logramos remontar y llegar a la victoria”, aseguró siempre sonriente, y sentenció que “no habrá ninguna duda de nuestro triunfo, y seguramente no habrá por qué judicializarlo”.

Habló de que según las actas a las que habría tenido acceso de parte de su estructura electoral, en el 75 u 80 por ciento de éstas observaba una tendencia victoriosa.

Lo que dijo domingo y lunes pasados está como para traducirlo en que podría pelear lo que tanto trabajo le costó. [email protected]

Copyright: Diario 21

e-Paper

VER ACERVO