Servicios AINI
Bogotá, Colombia. En lo que pareció un mensaje para las izquierdas antidemocráticas en América Latina, la Unión Europea (UE) celebró el triunfo del futuro presidente de Colombia, Gustavo Petro, al resaltar que fue “incuestionable” y “limpio”.

Sin mencionar a ninguna otra nación, el alto representante de Política Exterior del bloque de 27, Josep Borrell, fue crítico en su postura contra regímenes contrarios, pues éstos han bloqueado a la oposición, a la prensa y hasta a misiones internacionales.

Luego de la segunda vuelta en Colombia, la quinta elección presidencial en la región en un año, el líder europeo reveló que la impresión de la misión electoral fue buena. Tras un encuentro con cancilleres de la región, explicó que ese grupo resumió lo sucedido el 19 de junio sin incidentes y que hubo “unas elecciones absolutamente limpias, desarrolladas con plena normalidad y con un resultado incuestionable”.

Sus comentarios recuerdan que en el pasado Nicaragua, que celebró elecciones en noviembre pasado, y Venezuela han prohibido la presencia de observadores europeos, presuntamente para bloquear la evidencia sobre unos comicios controlados por el poder, como aliados sandinistas y chavistas, respectivamente, sectores que recurren a estrategias cuestionables para retener el mando.

Y es que la calificación de un proceso “limpio”, contrasta con las declaraciones del sector en la victoria de otros izquierdistas, como el nicaragüense Daniel Ortega, quien tras aprehender a sus principales contendientes consiguió su cuarto mandato consecutivo junto a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

En respuesta a esa elección, naciones de la UE desconocieron al sandinista, a quien han tachado de autoritario, tal como ocurrió en Venezuela con Nicolás Maduro y Juan Guaidó, pues a éste último es al que reconocen como mandatario. Ante lo que opositores nicaragüenses exhortaron a Petro a no olvidar sus críticas contra Ortega y fijar su postura clara contra la dictadura centroamericana.

En medio de estas críticas, Borrell resaltó que en Colombia, un socio fundamental de la UE, se produjo un cambio político claro en años, pues por primera vez la izquierda gobernará.

Comparte en:

Versión impresa