Servicios AINI
Kiev, Ucrania. Los cuerpos sin vida de civiles recuperados en la región de Kiev ascienden ya a 1,346, la mayoría abatidos a disparos por las tropas rusas, informó hoy el jefe regional de la policía, Andriy Nebytov.


«A día de hoy, la cifra asciende ya a 1.346 cuerpos de civiles muertos», dijo en declaraciones a la televisión, que recoge la agencia Ukrinform. Destacó que «la mayoría de ellos fueron asesinados con armas de fuego».


«Puedo decir que ésta no es la cifra final, porque cada día trabajamos y, lamentablemente, encontramos más y más cuerpos de personas enterradas, temporalmente sepultadas, en las posiciones donde se encontraba el ejército de la Federación Rusa», señaló.


Agregó que actualmente hay unas 300 personas que constan como desaparecidas en la región de Kiev.

KIEV DICE QUE RECUPERARÁ ZONAS OCUPADAS
Entre tanto, Ucrania confía en defender sus posiciones en el este y recuperar territorios del sur a la espera de más ayuda, mientras Rusia amenazó este domingo con la llegada del «juicio final» si Kiev accede a atacar Crimea.


«Ucrania ha resistido los brutales ataques de Rusia. Ya hemos conseguido liberar parte del territorio ocupado después del 24 de febrero. Poco a poco liberaremos otras zonas de nuestro país que actualmente están bajo ocupación», dijo en un discurso el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.


Este fin de semana, fuentes militares ucranianas revelaron que esperan próximamente recibir dos baterías de sistemas de defensa antiaérea NASAMS, para cuyo manejo los militares ucranianos ya están siendo entrenados.

Los NASAMS son sistemas antiaéreos fabricados en Noruega con capacidad para alcanzar objetivos en un radio de 25 kilómetros.

Ucrania también recibe de sus socios occidentales los sistemas estadounidenses HIMARS y los británicos M270.

En cambio, Rusia advirtió que «las consecuencias (del eventual ataque a la península) son obvias. Si pasa algo parecido, para todos ellos enseguida llegará el día del juicio final. Será muy rápido y muy duro», dijo hoy el expresidente ruso Dmitri Medvédev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad del país.

En un discurso, que recoge la agencia RIA Nóvosti, Medvédev aseguró que los objetivos de la campaña militar rusa, iniciada en febrero pasado, «serán cumplidos».

«Pueden estar seguros de que los objetivos de esta operación se cumplirán. Están relacionados con la eliminación (…) de las amenazas existentes para nuestro país», dijo.

Comparte en:

Versión impresa