Servicios AINI
Moscú, Rusia. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó este lunes a sus fuerzas armadas continuar su ofensiva en el este de Ucrania, tras conquistar toda la región de Lugansk.


Las fuerzas rusas «deben llevar a cabo sus misiones según los planes previamente aprobados», declaró Putin, durante una reunión con su ministro de Defensa, Sergei Shoigu, transmitida por televisión.
«Espero que todo vaya bien en su dirección como sucedió en Lugansk hasta ahora», agregó.


Shoigu indicó a Putin este fin de semana que las tropas rusas tenían control completo de la región de Lugansk, una importante victoria para el Kremlin más de cuatro meses después del inicio de una ofensiva militar en Ucrania.


Putin dijo este lunes que las tropas que formaron parte de la campaña en Lugansk deben «descansar y recuperar sus capacidades de combate».


Después de semanas de combates, la conquista de Lysychansk, que antes de la guerra tenía 95 mil habitantes, permitió a las tropas rusas avanzar hacia Sloviansk y Kramatorsk, más al oeste, asegurándose prácticamente el control de la región del Donbás, parcialmente en manos de separatistas prorrusos desde 2014.


Tras haber abandonado su objetivo inicial de capturar la capital Kiev luego de una dura resistencia ucraniana, Rusia centró sus esfuerzos en lograr el control total de las regiones de Donetsk y Lugansk en el este del país.

Comparte en:

Versión impresa