Servicios AINI
Taipei, Taiwán. Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, abandonó Taiwán este miércoles por la noche. China respondió a la visita con amenazas y ejercicios militares.


La funcionaria se marchó en un avión militar estadounidense que despegó a las 6 p. m. (1000 GMT). Partió hacia Corea del Sur, la siguiente parada de una gira por Asia que también incluye a Singapur, Malasia y Japón.


Pelosi pasó menos de 24 horas en la isla, pero visitó el Parlamento taiwanés y se reunió con la presidenta de la isla, Tsai Ing-wen, quien le impuso una condecoración por su “apoyo” al territorio independiente.


“Hoy el mundo se enfrenta a una elección entre democracia y autocracia”, dijo en un breve discurso durante una reunión con Tsai Ing-wen. “La determinación de Estados Unidos de preservar la democracia, aquí en Taiwán y en todo el mundo, sigue siendo férrea”.


Por su parte, China, que reclama a Taiwán como su territorio y se opone a cualquier compromiso de funcionarios taiwaneses con gobiernos extranjeros, anunció múltiples ejercicios militares alrededor de la isla.


La presidenta taiwanesa, Tsai, respondió con firmeza el miércoles a la intimidación militar de Beijing.
“Enfrentando amenazas militares deliberadamente intensificadas, Taiwán no retrocederá”, dijo Tsai en su reunión con Pelosi. “Defenderemos firmemente la soberanía de nuestra nación y continuaremos manteniendo la línea de defensa de la democracia”.

Comparte en:

Versión impresa