Por: Servicios AINI

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza alertó que la población de la mariposa monarca disminuyó entre 22 y 72% en la última década.

La majestuosa mariposa monarca, capaz de recorrer de miles de kilómetros cada año, entró en la lista roja de especies en peligro a raíz del cambio climático y la destrucción de su hábitat, indicó este jueves la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La población autóctona, conocida por sus migraciones desde México y California en invierno hacia zonas de reproducción estival en Estados Unidos y Canadá, disminuyó entre 22% y 72% durante la última década, subrayó la UICN en un comunicado.

«Para preservar la rica diversidad de la naturaleza, necesitamos áreas protegidas y conservadas efectivas y gobernadas de manera justa, junto con una acción decisiva para responder al cambio climático y restaurar los ecosistemas. A su vez, la conservación de la biodiversidad apoya a las comunidades al proporcionar servicios esenciales como alimentos, agua y empleos sostenibles», dijo el Dr. Bruno Oberle, Director General de la UICN.

La UICN alertó que la tala ilegal y la deforestación han destruido gran parte de los refugios invernales de las mariposas en México y California, mientras que los pesticidas y herbicidas utilizados en la agricultura intensiva en todo el área de distribución de la especie matan a las mariposas y al algodoncillo, la planta huésped de la que se alimentan las larvas de mariposas monarca.
Agregó que el cambio climático ha impactado significativamente a la mariposa monarca migratoria y constituye una amenaza de rápido crecimiento. «La sequía limita el crecimiento del algodoncillo y aumenta la frecuencia de incendios forestales catastróficos, las temperaturas extremas desencadenan migraciones más tempranas, antes de que el algodoncillo esté disponible, mientras que los episodios meteorológicos severos matan a millones de mariposas», advirtió.

Alertó que la población occidental de la mariposa monarca presenta un mayor riesgo de extinción tras haber disminuido en un estimado del 99.9%, de hasta 10 millones a mil 914 mariposas entre la década de los 1980 y 2021. La población oriental, más grande, también ha disminuido en un 84% entre 1996 y 2014. «Sigue existiendo la preocupación de si quedan suficientes mariposas para mantener las poblaciones y evitar la extinción».

“Es doloroso ver a las mariposas monarca y su extraordinaria migración tambalearse al borde del colapso, pero hay signos de esperanza. Muchas personas y organizaciones se han unido para tratar de proteger a esta mariposa y sus hábitats”, dijo Anna Walker, miembro del Grupo de Especialistas en Mariposas y Polillas de la CSE-UICN y Encargada de Supervivencia de las Especies en la New Mexico BioPark Society, quien dirigió la evaluación de la mariposa monarca.

Comparte en:

Versión impresa