Por: Servicios AINI

Las historias de crimen existen en todo el mundo, por ejemplo, en Reino Unido, una madre mató a sus dos hijos ahogándolos dentro de una bañera, luego de que presentara un cuadro de depresión fuerte derivado de la ruptura amoroso con su pareja y perdiera su estilo de vida acomodado en Qatar.

El crimen
En Reino Unido, el medio de comunicación de The Sun presentó la historia de Samantha Ford, de 38 años, quien mató a sus dos hijos de 23 meses, Jake y Chloe.

Según el rotativo, en diciembre, al parecer del año pasado, Samantha Ford chocó su auto a gran velocidad, luego de que las autoridades llegaron al lugar, encontraron a la mujer en crisis, y ella aseguró que era una mala madre, pues había matado a sus hijos.

Los elementos policiales arribaron a la casa Samantha Ford en donde encontraron a los niños en sus camas, los uniformados trataron de resucitarlos, pero era demasiado tarde, estaban muertos.

En mayo pasado, la supuesta delincuente fue acusada de asesinato, pero se declaró inocente, sin embargo, se le imputó el delito de homicidio “involuntario por razón de responsabilidad disminuida”.

Comparte en:

Versión impresa