Servicios AINI
Estados Unidos. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó una orden ejecutiva para proteger el acceso al aborto. Con la medida, busca acallar las críticas que recibió de su propio partido, donde lo señalan de no haber reaccionado con la urgencia necesaria al fallo del Tribunal Supremo contra ese derecho.


Sin embargo, el alcance de la orden ejecutiva de Biden es limitado, pues la única manera de que el derecho al aborto pueda garantizarse a nivel federal, es con una ley avalada por el Congreso de Estados Unidos, pero los demócratas no son mayoría y necesitarían convencer a 10 senadores republicanos para lograrla.


Lo anterior fue aprovechado por Joe Biden para hacer un llamado a las mujeres: les pidió votar en las elecciones de noviembre para cambiar la composición del Congreso.


«Ustedes, las mujeres pueden determinar cuál es el resultado de este tema. No creo que el Tribunal o los republicanos, que durante décadas han avanzado esta agenda extrema, tenga idea alguna sobre el poder de las mujeres estadounidenses», manifestó Biden.


El mandatario mencionó la historia de una niña de 10 años que quedó embarazada tras sufrir una violación, quien tuvo que viajar a Indiana para recibir atención médica porque su estado prohíbe el aborto después de seis semanas.


«¿Debería una niña de 10 años ser forzada a dar a luz al hijo de un violador?», preguntó Biden, quien culpó a la «agenda extrema» de los republicanos de la situación de la pequeña.


¿CÓMO PROTEGE LA ORDEN DE BIDEN EL DERECHO AL ABORTO?
La orden ejecutiva de Biden da poder a los departamentos de Salud y de Justicia para proteger el acceso a las píldoras anticonceptivas y permitir que las mujeres puedan cruzar los límites entre estados para acceder al aborto en un territorio donde sí es legal.


El decreto, sin embargo, no especifica cómo el Gobierno va a proteger el acceso a las píldoras anticonceptivas cuyo uso podría crecer y a las que ya recurrieron un 54% de las mujeres estadounidenses en 2020, según el Instituto Guttmacher.


El Departamento de Salud también estará encargado de garantizar que las mujeres accedan a métodos anticonceptivos y asegurarse de que el personal médico atienda a las mujeres que están sufriendo un aborto natural o complicaciones con su embarazo.


Asimismo, la orden ejecutiva pedirá que se aumente la protección a la privacidad de las pacientes que buscan en internet información sobre cómo acceder a cuidados reproductivos.


Además, el Gobierno organizará un equipo de abogados que dará consejo legal a los proveedores y particulares para ayudarles a navegar las nuevas restricciones al aborto.


Otra de las medidas será una campaña de educación pública para informar de las opciones disponibles para acceder al aborto.

Comparte en:

Versión impresa