Servicios AINI
Lisboa, Portugal. Las autoridades de todo el sur de Europa luchan para controlar los enormes incendios forestales en países como España, Portugal y Francia, donde miles de personas han sido evacuadas en medio de las altas temperaturas.


En España, los helicópteros lanzaron agua sobre las llamas mientras el calor abrasador y el terreno a menudo montañoso dificultan el trabajo de los bomberos.


La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) emitió avisos de altas temperaturas para el domingo, con previsiones de máximas de 42 grados centígrados en Aragón, Navarra y La Rioja, en el norte.


La AEMET indicó que la ola de calor terminaría el lunes, pero advirtió que las temperaturas seguirían siendo «anormalmente altas». España lleva casi una semana de ola de calor, con máximas de 45.7 grados.
En la provincia de Málaga, los incendios forestales se prolongaron hasta la noche, afectando a los residentes locales cerca de Mijas, una ciudad popular entre los turistas del norte de Europa.


En Francia, los incendios forestales se han extendido ya por 11 mil hectáreas en la región suroccidental de Gironda, y más de 14 mil personas han sido evacuadas, según informaron las autoridades regionales el domingo por la tarde.


Más de mil 200 bomberos trataban de controlar las llamas, dijeron las autoridades en un comunicado.
En Portugal, los bomberos trataban de controlar cinco incendios forestales y rurales en el centro y norte del país, el mayor de ellos cerca de la ciudad norteña de Chaves.


El Ministerio de Sanidad portugués informó a última hora del sábado de que en los últimos siete días habían muerto 659 personas a causa de la ola de calor, la mayoría de ellas de edad avanzada.

Comparte en:

Versión impresa