Servicios AINI
Estados Unidos. Tras la muerte de 51 migrantes al interior de una caja de un tráiler abandonado a las afueras de San Antonio, Texas, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, lamentó que la tragedia es resultado de leyes migratorias rotas y disfuncionales.


Desde su cuenta de Twitter, el diplomático se pronunció la mañana de este martes sobre la tragedia.
“La horrible y trágica muerte de al menos 50 (51) seres humanos en San Antonio, Texas, anoche es resultado de leyes migratorias rotas y disfuncionales”, escribió Salazar.


Aprovechó para remarcar la importancia de la Declaración sobre Migración emitida en la pasada Cumbre de las Américas para ofrecer una migración segura, ordenada, humana y legal.


Asimismo, aseveró que: “Los traficantes y los cárteles que lucran con el sufrimiento humano deben rendir cuentas”.


Mas tarde, luego de reunirse en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien abordó el evento ocurrido ayer en el estado fronterizo, el embajador Salazar, insistió en la propuesta presentada por el presidente estadounidense Joe Biden.


“Lo de San Antonio subraya la importancia de asegurar que tengamos un marco de la migración regional, del que se determinó en Los Ángeles (Cumbre de las Américas) anunciado por el presidente (Joe) Biden que se requiere un marco de migración legal y un marco donde los migrantes tengan un tratamiento que no sea lo que ahora están encontrando en este corredor tan doloroso de migración”, dijo.


Kenneth Salazar afirmó que el evento del martes en San Antonio no es el único evento donde han fallecido migrantes de una forma atroz, y recordó que en diciembre del año pasado volcó un tráiler en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde murieron 55 personas provenientes de países de Centroamérica, principalmente.


“Se ha visto por mucho tiempo, lo vimos el 9 de diciembre en lo que pasó en Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez, donde yo he estado con las familias y algunas de las personas heridas y se ve ahora en San Antonio donde también está 50 personas que murieron ahí a manos del crimen organizado, entonces lo que pasó ayer es otra vez un sonido grande para los líderes de las naciones, también para las organizaciones civiles que tenemos que resolver esta realidad de nuestras vidas ahora en este año 2022”, expresó.

Comparte en:

Versión impresa