Servicios AINI
Pekín, China. China llevó a cabo este viernes la ceremonia de botadura del tercer portaaviones de su Ejército, que recibirá el nombre de «Fujian», según la cadena estatal CCTV. Con esto, el régimen de Pekín se coloca como el segundo mayor poseedor de estos súper buques, en número, y certifica así su poderío militar global.

Después de que la nave recibiese la aprobación de la Comisión Militar Central de China, el órgano militar de mayor rango en el país, el acto tuvo lugar en los astilleros Jiangnan de Shanghái (este).

Según los medios estatales, el Fujian es el primer portaaviones con un sistema de despegue catapulta diseñado y construido completamente por China.

En diciembre de 2019, China botó en la provincia isleña de Hainan (sur) su segundo portaaviones, el Shandong, el primero de fabricación china, puesto que el único con el que contaba anteriormente la Armada del país asiático, el Liaoning, es un antiguo buque soviético que fue rehabilitado en 2012.

El portaaviones Fujian, que recibe el nombre de la provincia suroriental de Fujian, se someterá a pruebas de amarre y navegación tras la botadura, según CCTV.

Será capaz de desplazar 80 mil toneladas, acercándose así a algunos portaaviones estadounidenses con una capacidad de desplazamiento de 100 mil toneladas.

El refuerzo de la Armada china levanta suspicacias entre sus rivales -tanto EU como otros países de la región-, especialmente por los conflictos territoriales en torno al mar de la China Meridional, cuya soberanía China reclama en su totalidad.

Comparte en:

Versión impresa