Servicios AINI
Londres, Inglaterra. Boris Johnson dijo el jueves que renunciará como primer ministro del Reino Unido, luego de una rebelión mayoritaria de su gabinete, una ola de renuncias en el gobierno y una demoledora pérdida de apoyo partidario ocasionados por su manejo del más reciente escándalo de sexo y acoso de su partido.


Johnson dijo que planeaba quedarse en su cargo hasta que el Partido Conservador elija un nuevo líder, lo que podría tomar varios meses. Dijo que esperaba que el cronograma de su salida y la selección de un líder fueran definidos el lunes por un comité de legisladores conservadores.


“Claramente ahora es la voluntad del Partido Conservador parlamentario que debe haber un nuevo líder”, dijo Johnson en declaraciones fuera de Downing Street. “El proceso de elegir a ese nuevo líder debería empezar ahora”.


Dijo que había intentado quedarse en su cargo porque sentía que era su deber y su obligación continuar con la labor que había hecho desde 2019, cuando Johnson lideró al Partido Conservador en una victoria arrasadora en unas elecciones generales con la promesa de que lograr el brexit.


“Quiero decirles cuánto lamento estar renunciando al mejor trabajo del mundo”, dijo Johnson a un grupo que incluía a algunos ayudantes y a su esposa, Carrie, quien llevaba cargada a Romy, la hija de la pareja. “Pero es lo que hay”.


La decisión de Johnson coronó unas vertiginosas 48 horas en la política británica que empezaron la noche del martes con la inesperada renuncia de dos de sus ministros de más alto rango: el ministro de Hacienda, Rishi Sunak, y el secretario de Salud, Sajid Javid. Los siguieron una seguidilla de anuncios de renuncia de otros legisladores y funcionarios a lo largo de todo el miércoles y la mañana del jueves.


La renuncia de Johnson pone abrupto fin a un mandato tumultuoso distinguido por la victoria arrasadora hace tres años y un impulso exitoso de sacar al Reino Unido de la Unión Europea pero que colapsó bajo la carga de una serie incesante de escándalos.


El Comité de 1922, el poderoso cuerpo que representa a los legisladores de segunda fila del Partido Conservador, probablemente emplee las vacaciones de verano para llevar a cabo el proceso de elegir al nuevo líder del partido que se convertirá en primer ministro. A más tardar, buscarán instalar a la persona para cuando sea momento de la conferencia partidaria anual en el otoño.


Entre los posibles candidatos están Sunak y Javid; Lizz Truss, la secretaria de Exteriores; Suella Braverman, procuradora general; y Nadhim Zahawi, quien brevemente reemplazó a Sunak en Hacienda. Hay dos independientes: Jeremy Hunt, el exsecretario de Exteriores que desafió a Johnson en la carrera por el liderazgo del partido en 2019, y Tom Tugendhat, presidente del Comité de Asuntos Exteriores.

Comparte en:

Versión impresa