Servicios AINI
Estados Unidos. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expuso este domingo que pidió a su administración considerar si tiene la autoridad para declarar una emergencia de salud pública relacionada al aborto, después de que la Corte Suprema anuló el fallo Roe v. Wade.


Lo anterior, con la intención de liberar recursos federales para promover el acceso a la interrupción del embarazo, a pesar de que la Casa Blanca ha dicho que no parece «una gran opción».


Cabe recordar que este viernes el mandatario estadounidense firmó una orden ejecutiva para facilitar el acceso a los servicios para el aborto, ya que el demócrata está bajo la presión de su propio partido para tomar medidas después que se puso fin a aproximadamente 50 años de protección de los derechos reproductivos de las mujeres.


En su parada durante su paseo en bicicleta en Delaware, Biden habló con los periodistas de Reuters y The Associated Press; comentó que su objetivo era codificar el derecho al aborto a través de la legislación y entregó un mensaje a los manifestantes por el derecho al aborto que se reunieron frente a la Casa Blanca.
«Sigan protestando. Continúen haciendo su punto. Es de vital importancia. Podemos hacer muchas cosas para acomodar los derechos de las mujeres».


No obstante, el presidente externó que carece del poder para obligar a más de una docena de estados con restricciones estrictas o prohibiciones absolutas sobre el aborto, a permitirlo.


«No tengo la autoridad para decir que vamos a restablecer Roe v. Wade como la ley del país».


Biden explicó que el Congreso tendría que codificar ese derecho y para que eso tenga una mejor oportunidad en el futuro, los votantes tendrían que elegir más legisladores que apoyen el acceso al aborto.

Comparte en:

Versión impresa