Servicios AINI
Kiev, Ucrania. Misiles rusos alcanzaron el sábado el puerto de Odesa, en el sur de Ucrania, según el Ejército ucraniano, amenazando un acuerdo histórico firmado justo el día anterior para desbloquear las exportaciones de grano desde los puertos del Mar Negro y aliviar la escasez mundial de alimentos causada por la guerra.


El acuerdo firmado el viernes por Moscú y Kiev, con la mediación de las Naciones Unidas y Turquía, fue aclamado como un avance tras casi cinco meses de duros combates desde que Rusia invadió a su vecino. Se considera crucial para frenar la subida de los precios de los alimentos a nivel mundial al permitir la exportación de grano desde los puertos del Mar Negro, incluida Odesa.


Funcionarios de la ONU habían dicho el viernes que esperaban que el acuerdo estuviera operativo en unas semanas, pero aún no estaba claro si eso sería posible tras los ataques del sábado.


Dos misiles rusos Kalibr impactaron en la infraestructura del puerto de Odesa, mientras que otros dos fueron derribados por las fuerzas de defensa aérea, escribió el Mando Operativo Sur de Ucrania en la aplicación de mensajería Telegram.

«En el contexto de lo que está sucediendo actualmente con el grano ucraniano, el ataque se llevó a cabo exactamente donde está el grano», dijo Yuriy Ignat, portavoz de la fuerza aérea ucraniana.

Los misiles de crucero fueron disparados desde buques de guerra en el Mar Negro, cerca de Crimea, añadió.

Un comunicado del Ministerio de Defensa ruso en el que se describen los avances en la guerra no menciona ningún ataque en Odesa. El ministerio no respondió inmediatamente a una solicitud de Reuters para hacer comentarios.

El ataque parecía violar los términos del acuerdo del viernes, que permitiría el paso seguro dentro y fuera de Odesa y otros dos puertos ucranianos.

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, condenó «inequívocamente» los ataques reportados, dijo un portavoz, añadiendo que todas las partes se habían comprometido con el acuerdo de exportación de grano.

«Estos productos se necesitan desesperadamente para hacer frente a la crisis alimentaria mundial y aliviar el sufrimiento de millones de personas necesitadas en todo el mundo», dijo el portavoz Farhan Haq en un comunicado. «La plena aplicación por parte de la Federación Rusa, Ucrania y Turquía es imperativa».

El viernes, Guterres había calificado el acuerdo como «un faro en el Mar Negro».

Comparte en:

Versión impresa