El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador propuso quitar la Estatua de la Libertad de Nueva York si el periodista Julian Assange es condenado en Estados Unidos.

Julian Assange es el fundador de Wikileaks, sitio que dio a conocer una enorme cantidad de documentos clasificados del gobierno de Estados Unidos.

El mandatario mexicano opinó que condenar a Assange sería un atentado contra la libertad de expresión, por lo que de resultar en una condena, propuso comenzar una campaña para retirar la Estatua de la Libertad.

Hay que empezar con la campaña que, si lo llevan a Estados Unidos y lo condenan a pena máxima y a morir en prisión, hay que empezar la campaña de que se desmonte la Estatua de La Libertad que entregaron los franceses y que está en Nueva York, porque ya no es símbolo de libertad”

Andrés Manuel López Obrador

Al defender al periodista fundador de Wikileaks, el mandatario mexicano recordó que cuando Assange dio a conocer la información contenida en el sitio, varios grandes medios se unieron para dar difusión a los hallazgos en los cables del gobierno de EU; sin embargo, ahora le dan la espalda.

“¿Qué, no vale la pena que se ocupe el New York Times del asunto, o el Washington Post o el Financial Times o El País, y convocar a un encuentro de la prensa más importante del mundo para exhortar, para pedir, para llamar a que se le otorgue un indulto a Assange? Si no lo hace, van a quedar manchados”, dijo el presidente.

El presidente de México reiteró que tal como lo hizo con Donald Trump, durante su próxima visita a la Casa Blanca le pedirá al presidente Joe Biden que le otorgue el indulto a Julian Assange.

Recordó que gracias a las revelaciones de Wikileaks se supo sobre violaciones a derechos humanos e intervencionismo de EU.

“Yo fui atacado por la Iglesia o, para decirlo con precisión, por algunos jerarcas de la Iglesia en el 2006, que hicieron campaña en contra. Un cardenal, que está ahora jubilado, fue a decir a Roma, al embajador de Estados Unidos en Roma, de que yo era un peligro para México y que tenía el gobierno de Estados Unidos que intervenir para frenar nuestro movimiento”, comentó el mandatario.

El pasado 17 de junio, la ministra del Interior británica, Priti Patel, aprobó la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos para enfrentar cargos penales, lo que acerca a su fin a su larga saga legal.

Las autoridades estadounidenses buscan a Assange por 18 cargos, incluido un cargo de espionaje, relacionados con la publicación por parte de WikiLeaks de grandes cantidades de registros militares confidenciales de Estados Unidos y cables diplomáticos que, según Washington, pusieron vidas en peligro.

Comparte en:

Versión impresa