Durante las temporadas de lluvia los conductores deben enfrentarse a retos más grandes que el simple hecho de manejar un automóvil, principalmente el de mantener el control del vehículo en el asfalto mojado.

El momento de mayor cuidado es cuando comienza a caer la lluvia, es decir, cuando el camino comienza a mojarse. ¿Sabes por qué? Las primeras gotas de agua humedecen el polvo y la grasa o aceite del asfalto. Esto genera una superficie resbaladiza y poco adherente para las llantas, lo que a su vez puede provocar la pérdida del control y un eventual accidente. 

Aunque nadie espera vivenciar un incidente vehicular, siempre es mejor contar con un seguro de auto confiable que pueda respaldarte ante cualquier situación. Precisamente, los accidentes más comunes son aquellos causados por factores externos, como las condiciones del clima y del camino, las cuales pueden variar de un momento a otro.

Aumenta la distancia con el auto que tienes delante.

Durante los períodos de lluvia es recomendable incrementar la distancia de seguridad entre un auto y el otro, sobre todo si se tiene en cuenta que se necesitará más trecho para frenar sobre asfalto mojado. Una distancia mínima debería ser de aproximadamente 10 metros, que deberá incrementarse cuando se conduzca a altas velocidades.

Controla el funcionamiento de las luces

Otra medida esencial es contar con el correcto funcionamiento de todos los focos del automóvil, principalmente la luz de stop que avisará cuando un conductor reduzca la velocidad.

Encender las intermitentes ayudará a que los demás conductores puedan ver tu vehículo. Esto se vuelve más relevante cuando la lluvia comienza a ser más abundante y se reduce la visión de los conductores a unos escasos metros de distancia más allá del cofre.

Mantén el auto en buenas condiciones

Independientemente de manejar en la ciudad o en carretera, es vital saber que tu coche está en un punto óptimo de rendimiento, por lo que tener en perfecto estado las llantas, frenos y amortiguadores es esencial al conducir bajo la lluvia, ya que estos tres elementos son los máximos responsables de afrontar de buena manera la conducción en condiciones de precipitación.

A pesar de extremar al máximo las precauciones, ninguna persona está exenta de sufrir un accidente automotriz, por lo que una práctica para reducir aún más los riesgos es indagar y cotizar seguros online. Esta es una práctica sumamente cotidiana y fácil, por lo que encontrar una compañía de seguros que se ajuste a tus medidas no será complicado. 

Actualmente, una aseguradora de autos puede ayudarte a definir la cobertura que necesitas, adaptándose a las características del conductor y su auto, lo que permite encontrar una relación calidad – precio más efectiva.

En México, cada año se registra un promedio de 378 mil accidentes de tránsito, según lo declaró Arturo Cervantes Trejo, presidente de la Alianza Nacional por la Seguridad Vial, cifra que es sumamente relevante para considerar tener un respaldo. Además de que el reglamento exige tener un seguro de auto que cubra por lo menos daños a terceros.

Comparte en:

Versión impresa