Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Junio 20.- La inflación está desbordada en México donde el aumento de precios en alimentos, bienes y servicios, aunado a la precariedad de los salarios, genera más pobreza y desigualdad, aseguró la dirigencia nacional del PAN.

“El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es un total fracaso, porque no puede con la inflación, ni reactivar la economía, tampoco ha podido con la inseguridad, destrozó el sistema de salud y no hay medicinas. Las y los mexicanos enfrentamos la más alta inflación de las últimas décadas, afectando gravemente la economía familiar, con el incremento acelerado de los precios en alimentos, bienes y servicios, provocando que a la gente ya no le alcance para nada”, afirmó el dirigente Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza.

El líder blanquiazul sostuvo que es evidente que las medidas tomadas por el gobierno han sido completamente insuficientes para controlar la peor escalada de precios en las últimas décadas.

La falta de políticas públicas adecuadas en México para la inversión productiva—explicó–, hacen imposible una efectiva reducción de la inflación.

Cabe recordar que a principios de mayo pasado, el presidente López Obrador presentó el Paquete contra la Inflación y la Carestía (Pacic) que busca contener el impacto de la inflación en México sobre todo a los sectores más vulnerables del país, sin embargo a más de un mes de que se puso en marcha diversos sectores han cuestionado la efectividad de esta medida.

El dirigente panista destacó que los recursos que reciben las familias pobres a través de los programas sociales, especialmente a los Adultos Mayores, ya no les alcanza ni para las medicinas, debido a que el gobierno morenista les quitó el Seguro Popular, por lo que, en lugar de comprar alimentos y productos básicos, tienen que gastarse sus escasos ingresos en medicamentos.

En ese sentido, el PAN demandó al presidente Andrés Manuel López Obrador un plan emergente para reactivar la economía, enfocado en la producción de alimentos de la canasta básica y al mismo tiempo se generen empleos productivos, que provoquen la oferta de productos alimenticios, que controlen los precios y así realmente ayudar en la economía familiar.

Paralelo a ello—agregó—el gobierno federal debe generar confianza en la aplicación de la ley para atraer inversiones.

Cortés acusó que debido a que le quitaron a la gente el Seguro Popular, el apoyo que reciben por ejemplo los Adultos Mayores de los programas sociales ya no les alcanza ni para las medicinas, porque cada día lo poco que reciben ya no es suficiente ni para lo básico.

Por ello insistió en la necesidad de crear un plan emergente para activar la producción de alimentos de la canasta básica y al mismo tiempo se generen empleos productivos, que provoquen la oferta de productos alimenticios, que controlen los precios y así realmente ayudar en la economía familiar.

Comparte en:

Versión impresa