‘Claro que la inflación es un problema grave, pero nosotros estamos haciendo lo que nos corresponde para controlarla’, señaló el presidente.

El subsidio que el gobierno federal incluye en los combustibles y en la electricidad se mantendrán al menos durante todo 2022 en un intento de contener la inflación, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El titular del Ejecutivo insistió en la rueda de prensa de este viernes que no se contempla un incremento en los precios de esos dos insumos, pese a que hay sectores de la opinión pública que señalan que un incremento es inminente.

«Todo el año, este lo tenemos garantizado, no tenemos problema, porque en el balance nos alcanza para mantener la gasolina sin aumento, el diésel sin aumento. Ayer leía que había el rumor de que para que fuese menos el subsidio íbamos a aumentar un poco la gasolina, no es cierto.

«Yo le digo al pueblo de México que no van a aumentar los precios de las gasolinas, del diésel, ni de la luz. Se va a mantener los precios», sentenció López Obrador.

Dijo que la decisión que tomó de rehabilitar las refinerías y adquirir la de Deer Park han permitido incrementar la producción de combustibles, no importarlos y permitir que se les inyecten un subsidio.

En cambio, reconoció el presidente, sí existe presión en el precio de los alimentos debido a la crisis mundial generada por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Aceptó que la inflación sí es un problema grave para el mundo, y por ende para México.

«Claro que la inflación es un problema grave, pero nosotros estamos haciendo lo que nos corresponde para controlarla y que no nos afecte en nuestra economía, sobre todo la economía popular», aceptó.

Por ello, su administración dio marcha atrás en su negativa de permitir la importación de alimentos y ya se eliminaron aranceles para su adquisición.

«Tomamos la decisión de quitar aranceles para la importación de alimentos, para poder comprar alimentos a buen precio y estamos de acuerdo con Estados Unidos, también, para la compra de algunos alimentos, estamos viendo esa posibilidad, porque a nosotros nos afecta más la inflación en lo que tiene que ver con alimentos, menos en lo energético», concluyó.

Por ello, dijo, la intención de su gobierno es que los pequeños productores del país obtengan alimentos para su autoconsumo, antes de pensar en venderlos en el mercado.

Comparte en:

Versión impresa