Por: Servicios AINI

Ante las voces de quienes pronostican el fin de la era del petróleo, México apuesta al nuevo complejo para lograr autosuficiencia energética, dijo el Presidente

Ante las voces de quienes pronostican el fin de la era del petróleo, México apuesta al nuevo complejo para lograr autosuficiencia energética, dijo el Presidente

El presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró la primera etapa de la Refinería Olmeca, en Dos Bocas, Tabasco, lo que calificó de “todo un acontecimiento y un rasgo distintivo” de su gobierno, con miras a ser autosuficientes en la generación de combustibles.

En su discurso, destacó que es un “cambio profundo, un gran viraje” vender el petróleo crudo y transformar materia prima para producir combustibles y destinarlos al mercado interno.

En otras palabras, no hicimos caso al canto de las sirenas, las voces de los que pronosticaban, de buena fe tal vez, el fin de la era del petróleo y la llegada masiva de los carros eléctricos y de las energías renovables”.

Reconoció que el avance tecnológico desplazará al petróleo. “Será benéfico, sin duda, para la salud y el medio ambiente. Es claro que para llegar a ello todavía falta tiempo”, señaló.

Acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, integrantes de su gabinete, gobernadores y empresarios, detalló que para alcanzar la meta de autosuficiencia, las refinerías del país aumentaron su producción a 840 mil barriles diarios y llegarán a 1.2 millones. La meta de Dos Bocas es de 340 mil barriles.

“VAMOS A CUMPLIR LA META DE SER AUTOSUFICIENTES”

Al cumplirse cuatro años de su triunfo en las elecciones presidenciales de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró la primera etapa de la puesta en marcha de la refinería Olmeca, en Dos Bocas.

El mandatario federal calificó la apertura de operaciones de prueba de la refinería como “todo un acontecimiento y un rasgo distintivo” del gobierno de la Cuarta Transformación, que logró recuperar la rectoría del Estado en el sector energético con miras a ser autosuficientes en la generación de combustibles.

Nos estamos preparando para dejar de importar gasolina, diésel y turbosina, ser autosuficientes, crear empleos en el país y dedicar estos combustibles al mercado interno y al desarrollo nacional”, destacó López Obrador en el acto donde estuvo acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, así como por la secretaria de Energía, Rocío Nahle, responsable de la construcción de la refinería.

El Presidente admitió que se trata de un “cambio profundo, un gran viraje” el  vender el petróleo crudo y transformar  la materia prima para producir combustibles y venderlos en el mercado interno.

En otras palabras, no hicimos caso al canto de las sirenas, las voces de los que pronosticaban de buena fe, tal vez, el fin de la era del petróleo y la llegada masiva de los carros eléctricos y de las energías renovables”, indicó en su discurso.

No obstante, el Presidente admitió que llegará el día en que el avance tecnológico desplazará al petróleo.

Será benéfico, sin duda, para la salud y el medio ambiente. Es claro que para llegar a ello todavía falta tiempo”, estimó López Obrador.

Como lo señaló días atrás, el Presidente sostuvo que “es un orgullo” que la gasolina actualmente en México sea mucho más barata que en Estados Unidos y cueste casi la mitad que en Europa.

Lo anterior es posible en razón de que desde el inicio del sexenio se decidió rehabilitar las seis refinerías del país, las cuales aumentaron su producción a 840 mil barriles diarios y llegarán a 1.2 millones más.

Apuntó que la refinería Olmeca producirá 340 mil barriles diarios y a esa cifra deberán sumarse los 240 mil barriles de Deer Park, en Estados Unidos. Además, de la producción de las dos coquizadoras en Hidalgo y Oaxaca el próximo año.

Sí vamos a cumplir esa meta: ser autosuficientes”, aseveró.

López Obrador agradeció a los ingenieros y trabajadores toda la dedicación que pusieron en la construcción de la refinería y en el caso del empresario Carlos Slim, de Grupo Carso, sostuvo que se “trata del empresario “más austero e institucional” de México.

Consideró que su empresa ICA “ahora está en su mejor momento” y le da gusto que participe en las obras del gobierno.

Es un orgullo en la construcción de obras en el país y en el extranjero”,  destacó.

Comparte en:

Versión impresa