Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Julio 26.- Hasta el 23 de julio, México tenía registrados 60 casos de viruela símica, de los cuales, 59 fueron confirmados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE).

El otro caso se confirmó en Estados Unidos, con antecedentes de estancia en Jalisco, informó la Secretaría de Salud.

Los 59 casos verificados por el Indre están distribuidos en 11 entidades federativas: 35 se registraron en la Ciudad de México y 12 en Jalisco.

En el Estado de México, Nuevo León y Veracruz se reportaron dos pacientes por cada entidad.

Y en Baja California, Colima, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa y Tabasco, un caso por cada estado.

Ante este escenario, el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave), integrado por las instituciones del sector Salud, emitió un segundo aviso epidemiológico que se puede consultar en https://bit.ly/3zwoIA9, cuyo objetivo es que las unidades médicas de primero, segundo y tercer nivel de atención, Unidades de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria (UVEH) y miembros de la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública (RNLSP) reporten los casos sospechosos.

Además, se activó el portal de internet sobre viruela símica en viruela.salud.gob.mx, el cual contiene información sobre síntomas, medidas preventivas, qué hacer en caso de que una persona esté contagiada y ligas de interés.

Síntomas de viruela del mono
El periodo de incubación de la viruela símica es de cinco a 21 días. La enfermedad sintomática cursa en dos fases clínicas que generalmente se autolimitan de dos a cuatro semanas.

En los primeros cinco días los síntomas son fiebre, dolor de cabeza intenso, ganglios inflamados, dolor de la espalda baja y musculares, falta de ganas de moverse o hacer alguna actividad física, señaló la Secretaría de Salud.

“Entre los días uno y tres, después del inicio de la fiebre, aparece sarpullido que, por lo general, afecta primero la cara y posteriormente se extiende al resto del cuerpo. El sarpullido evoluciona asincrónicamente a erupciones en la piel, vesículas, abultamientos en forma de bolsa pequeña que contiene pus y costras.

“Se ha observado que las lesiones pueden aparecer a nivel genital, perianal y perioral. Hasta el momento no existe tratamiento específico y la vacuna para la enfermedad no está disponible ampliamente”, indicó la dependencia federal.

Comparte en:

Versión impresa