Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Julio 11.- La Iglesia Católica compartió que este domingo dio inicio la Jornada de Oración y Acción por la Paz, en diversos estados del país, convocada por la Conferencia del Episcopado Mexicano.


A través de un editorial del semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis Primada de México explicó que la iniciativa se extenderá hasta el último día de julio y tendrá como objetivo pedir a Dios que ayude a nuestro país frente a los hechos violentos que actualmente se registran y que lastiman a la sociedad.


Se estará pidiendo a Dios por las víctimas de la violencia, así como por nuestros gobernantes, nuestros pastores y todos quienes habitamos este hermoso país, incluidos quienes hacen el mal, a fin de que se conviertan al señor

Explicó que durante todo el domingo se celebrarán misas en lugares significativos de la República Mexicana, en representación a todas las personas que han desaparecido o sufrido una muerte violenta en México. Sobre ese mismo tenor, la Iglesia detalló que las misas celebradas el día 31 de julio serán por la conversión de todos los victimarios de quienes dedican su vida a hacer el mal.


Añadió que el trabajo de oración será importante ya que México no se puede dejar vencer por el desánimo o la frustración de la violencia que se suscita en nuestros días, sino que por el contrario debe depositar su esperanza en Jesucristo.

Comentó que como institución desea que exista una apertura al diálogo entre autoridades de gobierno y quienes conforman la sociedad civil. “Queremos un diálogo en el que participen académicos, empresarios, especialistas en procesos de paz, líderes de organizaciones sociales, y en el que se nos permita compartir nuestras experiencias. Un diálogo que abone a una estrategia efectiva de pacificación nacional”.


La Iglesia aseguró que el momento de actuar es hoy y exhortó a los ciudadanos a asumir la tarea de construir la paz.


Desde la familia, desde las aulas, desde nuestras comunidades vecinales y círculos sociales, buscando siempre la unidad nacional.

Comparte en:

Versión impresa