El presidente López Obrador dedicó varios minutos de la ‘mañanera’ al cuestionado proceso de elección de candidatos en Morena

Por: Servicios AINI

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que fundó, no hay “dados o cartas marcadas” de cara a la elección del candidato presidencial para el 2024, y recalcó que él no dará una señal al movimiento para que elijan a su sucesor.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que fundó, no hay “dados o cartas marcadas” de cara a la elección del candidato presidencial para el 2024, y recalcó que él no dará una señal al movimiento para que elijan a su sucesor.

Al ser cuestionado en la conferencia matutina de Palacio Nacional sobre el proceso de elección de candidatos en Morena de cara al 2024, López Obrador refirió que será el pueblo quien elija al candidato a la Presidencia.

“El presidente no tiene un candidato o una candidata predilecta o predilecto. ¿Quién va a decidir? El pueblo”, declaró.

“Que tengan confianza de que no hay dados cargados, no hay cartas marcadas. Es interesante el tema, es que fue tanta la subcultura antidemocrática que todavía en nuestro movimiento están esperando una señal. ¡No va a haber señal! La señal la va a dar la gente y es muy sencillo”, puntualizó.

A quienes se quejan  de que no hay “piso parejo” en la elección del candidato presidencial del movimiento de la Cuarta Transformación, el mandatario mexicano aseveró que dicho argumento es menospreciar a la gente, por lo que pidió a los simpatizantes no dejarse manipular.

“En el caso de los candidatos a la Presidencia: encuesta, y lo que diga la gente, y yo voy a apoyar al que gane la encuesta. Y también, cuando se habla de que no hay piso parejo, ese es un menosprecio a la gente, porque ya nadie se deja manipular, que no se use eso como excusa”, explicó.

“Cómo no va a haber piso parejo si va a ser el pueblo el que va a decidir. Y si la gente ve que el presidente se está inclinando a favor de alguien o los dirigentes del partido, eso lo rechaza la gente, eso tiene un efecto de boomerang, pero eso también conlleva la idea de que no le tienen confianza al pueblo, de que piensan que el pueblo es manipulable, pues no, eso ya cambió”, abundó.

Comparte en:

Versión impresa