Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Junio 20.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que hay que hacerle caso al apóstol de la democracia y hacer válido el sufragio efectivo, no reelección, pero afirmó que el pueblo no es tonto ni permitirá que regresen “los retrógradas conservadores corruptos”.

Al encabezar la inauguración del Banco del Bienestar, Sucursal Granjas México, en Ciudad Deportiva, en la alcaldía Iztacalco, expresó que sólo le quedan dos años con tres meses al frente, y que no puede seguir como Ejecutivo más tiempo “porque hay que hacerle caso al apóstol de la democracia, sufragio efectivo, no reelección”.

No obstante, cuestionó a los asistentes al acto si creían que van a regresar los “retrógradas conservadores corruptos”, a lo que el público de Iztacalco respondió que “no”.

El pueblo no es tonto. Tonto es el que piensa que el pueblo lo es. La gente va a seguir impulsando la transformación para que siga habiendo justicia y que México sea un país de todos, no queremos que sea una oligarquía, el gobierno de una minoría. queremos que México sea siempre una República democrática, gobierno del pueblo para el pueblo».

El titular del Ejecutivo federal, quien reconoció el trabajo realizado por la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina en las distintas obras del país, expuso que se deben celebrar los esfuerzos hechos por todos, “porque esa es la democracia”.

“Estamos todos llevando a cabo una transformación en nuestro país, a pesar de que hemos enfrentado tiempos difícil con la pandemia, sobre todo, que nos dejó mucha tristeza, mucho dolor y también crisis económicas, pero se salió adelante, porque supimos actuar, primero, salvando vidas”, puntualizó el mandatario.

Asimismo, presumió que México es de los 10 países que más vacunas aplicó en el mundo, por eso aseveró que a pesar de que sigue la pandemia, “ya no es lo mismo, ya no causa el mismo daño, porque ya la mayor parte de la gente, de los mexicanos, tiene su vacuna, tiene su refuerzo, y esto ha permitido que ya no haya hospitalizaciones. Y lo más importante, que ya no haya fallecimientos, y en lo económico salimos adelante sin endeudar al país, con una fórmula sencilla, pero eficaz, no permitiendo la corrupción”.

Comparte en:

Versión impresa