Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Julio 15.- El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, aseguró que el desplazamiento forzado no es un fenómeno que surja por la guerra que emprendió el expresidente Felipe Calderón, sino que es un fenómeno que se ha ocultado por décadas.

Durante la presentación del libro “Desplazamiento Interno Forzado en México; del reconocimiento a los desafíos”, reconoció que las acciones del Estado no han sido suficientes para disminuir la problemática.

“La respuesta del Estado ha sido insuficiente y se requiere de una respuesta mayor para disminuir su impacto. El Estado no sólo debe atender situación de emergencia, sino políticas públicas para garantizar los derechos humanos de las personas desplazadas”, explicó.

El funcionario federal dijo que el desplazamiento forzado es multifactorial, contrario a lo que se pensaba en los años 90, pues ahora se da por conflictos agrarios, control del territorio, disputas por el medio ambiente, concesiones de bienes en agua y minería, cambio climático, pobreza y marginación.

Alejandro Encinas aseveró que es necesario evitar cometer el error de que toda la responsabilidad es del Estado, pues en este caso deben apoyar las entidades que son los primeros responsables.

Otra problemática, explicó es la presencia de grupos delictivos que han impuesto reglas hasta en la selección de candidatos para gobernar. “Las primeras acciones se deben dar en el ámbito de los estados y municipios para reconstituir un proyecto de vida para quienes son desplazados, ya que es un reto para el estado mexicano”, indicó.

Por su parte, Joseph Herreros, representante de la Agencia para los Refugiados de la ONU, destacó que las políticas no han sido útiles, “por ello es necesario un marco legal que dé respuesta a la problemática, pues además se requiere de presupuesto aunque en muchas ocasiones se vea como un obstáculo”, dijo.

Andrés Ramírez, titular de la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar), sostuvo que el desplazamiento es un problema complejo que viola derechos humanos y que exige una solución imperativa, “no solo es el gran paso de este gobierno de dar reconocimiento a este fenómeno, sino que es tiempo de hacer acciones”, añadió.

El funcionario dijo que los problemas a los que se enfrentan las personas bajo este fenómeno, son falta de acceso a servicios de salud, educación, empleo, seguridad y oportunidades de empleo o desarrollo.

Mientras que Edgar Corzo, experto en derechos humanos dijo que en México se requiere de una ley en la materia, pues “no solo debe ser un reconocimiento, sino que debe plasmarse en la Constitución para evitar más arbitrariedades”, aseveró.

“Las solución es a través de la ley, pues solo así se puede ordenar el tema de desplazamiento forzado y el desastre que existe en México. También da una pauta para la defensa de los derechos”, añadió.

Comparte en:

Versión impresa