Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Julio 5.- Ante los asesinatos y desapariciones que diariamente se registran en el país, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) convocó a una Jornada de Oración por la Paz.
“Necesitamos estar unidos en este momento en que la indignación de nuestro pueblo, ante la barbarie de la violencia, nos está abriendo una puerta para la paz”, señaló la CEM en un mensaje dirigido a obispos, sacerdotes, fieles y personas de buena voluntad de México, a quienes convocó a orar juntos por la justicia y la reconciliación.
Planteó cuatro acciones, entre las que se incluye que todas las misas que se lleven a cabo el 10 de julio se haga memoria de todos los sacerdotes y religiosas y religiosas que han sido asesinados en el país, así como ofrecer la Eucaristía por su vida.
En los templos se pueden colocar fotografías de estos hombres y mujeres que han dado su vida por el pueblo de Dios y han recibido la muerte violenta.

Comparte en:

Versión impresa