Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Agosto 2.- El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto mediante el cual se hace oficial la expropiación de un millón 93 mil 118 metros cuadrados para la construcción del Tramo 5 del Tren Maya, obra que junto con la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles tienen etiqueta de prioritarias de la actual administración.

El decreto fue publicado este lunes en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF), donde se detalla que la expropiación comprende a los municipios de Benito Juárez, Puerto Morelos, Solidaridad y Tulum, en Quintana Roo.

El documento destaca que “se expropia por causa de utilidad pública una superficie total de 1,093,118.93 m2 (un millón noventa y tres mil ciento dieciocho punto noventa y tres metros cuadrados) a favor de la Federación para la ejecución del tramo 5, subtramos norte y sur del Proyecto Tren Maya, correspondiente a treinta y seis inmuebles de propiedad privada”.

A partir de la entrada en vigor de este decreto (1 de agosto 2022), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano procederá a la ocupación inmediata de los bienes materia de esta expropiación, además de que cubrirá el monto de la indemnización que en términos de ley deba pagarse a quienes acrediten su legítimo derecho, de conformidad con los avalúos que emita el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales.

La expropiación se registra en medio de la suspensión definitiva del tramo 5 de la obra ordenada por un juez de Distrito con sede en Yucatán que concedió varios amparos a buzos y ambientalistas integrados en el colectivo “Sélvame del Tren”, a pesar de que el presidente López Obrador decretó que el proyecto Tren Maya es considerado de seguridad nacional y de calificar a este colectivo de pseudoambientalista.

Grupos de activistas han obtenido varios amparos en los últimos meses para exigir al gobierno de la 4T suspenda el tramo 5 por haber provocado la tala de miles de árboles, contaminar ríos subterráneos y dañar patrimonio natural y arqueológico.
Desde que inició la actual administración, el proyecto Tren Maya es una de sus obras insignia en la que se estima una inversión cercana a los 200 mil millones de pesos para extender más de mil 500 kilómetros de vía férrea que abarcará los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, en el sureste del país.

Comparte en:

Versión impresa