Por: Servicios AINI


Ciudad de México, Agosto 1.- Con zafarranchos en diversas entidades, incluso en la Ciudad de México, acarreo de adultos mayores y quema de urnas transcurrió la jornada en que liderazgos nacionales y locales de del partido Morena -que tiene de todo, exmilitantes del PRI, PRD, PAN, PT y PVEM- disputan una posición en el Congreso Nacional rumbo a la definición de candidaturas para el proceso 2023, pero sobre todo 2024, cuando llegue el turno para relevar a su máximo líder del movimiento: Andrés Manuel López Obrador.

En punto de las 9:00 horas de este sábado arrancó la renovación de las caras de quienes conformarán las dirigencias estatales del partido de cara a su tercer Congreso Nacional, en septiembre próximo. Desde la apertura de las urnas para elegir al Consejo Nacional y al Comité Ejecutivo Nacional del partido en el poder se registraron escaramuzas, denuncias de acarreos y la imposibilidad de participación, incluso el acceso a escrutadores, como ocurrió en el distrito 14, ubicado en Minatitlán, Veracruz.

Este proceso inició el sábado en Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Tamaulipas, Zacatecas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Guerrero, Hidalgo, Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Colima y Michoacán y continuó este domingo en Durango, Jalisco, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Yucatán, Querétaro, Morelos y Estado de México, esta última entidad que entró en disputa de su gobierno en el proceso electoral de 2023, así como en Coahuila.

Al conocer de las presuntas irregularidades en la jornada de votación este sábado en estados como Chiapas -donde se reportó quema de urnas-, Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, advirtió que se anularía el proceso de comprobarse que hubo compra de voto o acarreo.

“Donde encontremos pruebas de que se haya hecho compra de votos o acarreo se anularía la votación en ese distrito. No podemos permitir que las viejas prácticas de otros partidos entren a nuestro Movimiento, aquí la gente debe mandar. Morena es del pueblo de México. No le pertenece a ninguna persona, a ningún grupo, a ninguna… Nadie en particular. Es el pueblo quien tiene que decidir”, dijo Delgado en conferencia de prensa en Iztacalco, adonde él acudió a votar.

El líder morenista aseguró que no se permitirán prácticas de “otros partidos”, como el acarreo, la compra de votos o la simulación.

Reiteró que estas conductas no se pueden permitir en el partido fundado por López Obrador, pues se trata de que haya una participación libre, democrática, que la gente decida finalmente quiénes van a ser los dirigentes.

“En aquellos casos donde tengamos el reporte de que hubo acarreo, y tengamos pruebas, se van a presentar estas quejas a la Comisión de Honestidad y Justicia y junto con la Comisión de Elecciones -de la que él es parte-, pues vamos a evaluar si se cumplió con la convocatoria o no, si fueron elecciones libres o no. Y nosotros podríamos ahí tomar decisiones”, indicó Delgado Carrillo.

Pese a todas las denuncias a lo largo del día, Mario Delgado se dijo muy contento de esta fiesta democrática del partido y convocó a todo aquel que quiera ser parte del movimiento.

Para este proceso hubo alrededor de 43 mil personas que solicitaron ser congresistas. Sin embargo, se autorizó el registro de 42 mil 500 personas, es decir que se eliminó el 2 por ciento y en la mayoría de los casos era porque habían sido candidatos por otros partidos en el pasado proceso electoral, por lo tanto, no cumplían con los requisitos de la convocatoria.

“Pero ellos mismos son libres de venir a votar y con ello sumarse al movimiento”, aclaró el dirigente morenista.

Las escaramuzas

Para conformar el Congreso Nacional de Morena se eligen diez congresistas por cada distrito federal; cinco hombres y cinco mujeres. México tiene 300 distritos federales, motivo por que se están eligiendo a tres mil congresistas. Los congresistas nacionales, y los próximos 13 y 14 septiembre todos los que hayan sido electos en su entidad federativa van a celebrar el Congreso Estatal, donde se van a elegir a la nuevas mesas directivas y nuevos Comités Ejecutivos Estatales.

Derivado de esto, se elige a congresistas nacionales que conforma el Congreso Estatal y éste, el 13 y 14 de agosto, a su vez elige a los nuevos Comités Ejecutivos Estatales.

Durante la jornada, en Minatitlán, Veracruz, la diputada local Jessica Cisneros enfrentó a policías que impidieron, por órdenes de la presidenta municipal, Carmen Medel, la entrada de escrutadores al distrito 14, lo que provocó que la legisladora fuera jaloneada por los elementos de seguridad.

En videos que circularon en redes social se observó cómo la diputada forcejeaba con los policías que habían detenido a un colaborador de la asambleísta.

En entrevista, Jessica Cisneros dijo que este enfrentamiento derivó porque no se permitió la entrada de los escrutadores.

“Detienen a un colaborador mío y yo intervengo, pero si hay que ponerle nombre y apellido a esto se llama Carmen Medel”, dijo Cisneros.


Carmen Medel fue diputada de la LXIV Legislatura en la Cámara de Diputados y presidenta de la Comisión de Salud y hoy gobierna Minatitlán, Veracruz.

Comparte en:

Versión impresa