Vicky Barrios
Iguala, Gro. El Día del Padre no se celebra con la misma efervescencia como el Día de las Madres, lo cual se ve reflejado, incluso en los panteones municipales y privados, donde la afluencia fue mínima y sólo una tumba de cada 10 tuvo flores.

Para este día no se destinó un operativo especial de Tránsito, Protección Civil, Cruz Roja y demás áreas que comúnmente vigilan estos eventos en los panteones del municipio, por la poca asistencia de familiares.

Doña Pina, vendedora ambulante de flores, dijo que como todas las florerías del panteón, comenzó a vender ramos de crisantemo a 60 pesos y las rosas a 70 la docena; a las 5 de la tarde cuando vio que las ventas no fueron las esperadas y tenía casi todo su producto, bajó el precio a $30 el ramo.

El costo de las veladoras fue de 30 pesos la cubierta de papel, las ecológicas 40 y las de vidrio 45 pesos las más baratas.

En la entrada del panteón colocaron una «portada» de papel alusiva al día. Agua hubo suficiente en las llaves de la entrada principal y se pudo observar limpio el camposanto.

Comparte en:

Versión impresa